VIDEO: Jugadores de Uruguay se fueron a los golpes con hinchas colombianos al terminar partido

54
Los jugadores de Uruguay increpan a aficionados al término de la semifinal contra Colombia en la Copa América, el miércoles 10 de julio de 2024, en Charlotte. (AP Foto/Julia Nikhinson)

Darwin Núñez y una media docena de jugadores de Uruguay acabaron en las gradas del estadio Bank of America, peleándose con aficionados tras la derrota 1-0 ante Colombia en la semifinal de la Copa América.

Después de un partido muy físico, una gresca se desató detrás de la banca de Uruguay después que el árbitro mexicano pitó el final.

Ante una concurrencia de 70.644 espectadores, con una amplia mayoría alentando a Colombia, un pequeño grupos de hinchas uruguayos acabaron trenzándose a golpes con los colombianos.

Núñez y sus compañeros subieron por una escalera para internarse en la tribuna. Un video mostró al delantero de Liverpool propinándole un golpe a un aficionado que lucía la camiseta con el tradicional color amarillo de la selección colombiana.

El central uruguayo José María Giménez relató que lo que provocó que los futbolistas encarasen a los aficionados fue tratar de proteger a sus familias.

“Esto es un desastre”, dijo Giménez. “Le hicieron una avalancha a toda nuestra familia de un cierto sector. Nuestras familias corrieron peligro. Tuvimos que correr como pedo (locos) a la tribuna a sacar a nuestros seres queridos con bebés recién nacidos. No había un solo policía”.

“Ojalá que los están organizando esto tengan un poco más de cuidado con las familias, con la gente y con los alrededores de los estadios”, agregó. “Todos los partidos pasa lo mismo”.

Ignacio Alonso, el presidente de la Asociación Uruguay de Fútbol, indicó que los jugadores de la selección tuvieron una reacción instintiva y natural” al ir a proteger a sus familiares.

“Debió haber existido un cordón, en un estadio que tenía el 90% de colombianos”, añadió.

La CONMEBOL condenó los incidentes: “No hay lugar para la intolerancia y la violencia dentro y fuera de la cancha”.

Se precisó más de 10 minutos para que la policía interviniera y restablecer el orden.

Aproximadamente un centenar de seguidores uruguayos y personal de la selección permanecieron en la cancha más de 20 minutos después de finalizado el partido, al tiempo que los hinchas colombianos se retiraban.

“No vi todo lo que pasó”, dijo Marcelo Bielsa, el técnico argentino de Uruguay. “Creí que el incidente había terminado con una disputa que se dio en la mitad de la cancha apenas finalizado el encuentro”.

“Después supe que hubo otro tipo de dificultades. Lamentable verdaderamente”, añadió.