9-1-1 anuncia apertura de Centro de Recepción de Llamadas de Guaynabo

1146

La comisionada del Negociado de Sistemas de Emergencias 9-1-1 (NSE911), Yazmín M. González Morales informó la reapertura del Centro de Recepción de Llamadas (CRL) de Guaynabo que había sido cerrado de manera preventiva el pasado 29 de marzo.

“Luego de que el Departamento de Salud informara que las pruebas para detectar Covid-19 que fueron realizadas a los 38 empleados tuvieron resultados negativos y finalizada la descontaminación del Centro, se determinó reiniciar las operaciones a partir de las 5:00 a.m. de mañana martes, 7 de abril y así continuar ofreciendo el servicio al pueblo puertorriqueño desde Guaynabo”, sostuvo.

Yazmín González explicó que por el periodo que el Centro de Recepción de Llamadas de Guaynabo estuvo fuera de operación, todas las llamadas fueron atendidas a través del centro ubicado en Hato Rey.

“En ningún momento se puso en riesgo el vital servicio que ofrecen nuestros telecomunicadores certificados. Cada una de las llamadas recibidas que correspondían a emergencias reales fue debidamente canalizada con las agencias de respuesta correspondientes”, enfatizó la comisionada.

Además González detalló las medidas que se han tomado para prevenir posibles contagios entre el equipo de trabajo del Negociado.

“Tan pronto advinimos en conocimiento de que la guardia de seguridad privada que ofrece servicios en el CRL presentaba síntomas que levantaban sospechas sobre el virus, tomamos la determinación de cesar las operaciones hasta que una compañía especializada realizara una limpieza profunda y descontaminación de las áreas de trabajo. De igual forma, enviamos a todo el personal a realizarse las pruebas correspondientes. Para nosotros, desde el primer momento, ha sido una prioridad la salud y seguridad de cada uno de los compañeros”.

Por último, la comisionada mencionó que desde finales de febrero el Negociado puso en vigor una serie de medidas preventivas que incluyen la limpieza de áreas comunes y estaciones de trabajo; distribución de material de limpieza y desinfectante, así como de mascarillas y guantes. De igual forma, se hizo una redistribución del personal por turno para evitar aglomeración de personas.