“Es tiempo de tomar una determinación clara”, dice el gobernador tras anunciar proyecto de admisión

1688

La comisionada residente en Washington, Jenniffer González Colón, junto con el congresista por Florida, Darren Soto, y el gobernador Ricardo Rosselló Nevares anunciaron hoy la presentación de un proyecto de ley bipartita que tiene el propósito de admitir a Puerto Rico como estado, sin la necesidad de una consulta de estatus.

Por su parte, el portavoz de la mayoría en el Senado, Carmelo Ríos, vio con beneplácito la medida radicada, hoy en Washington, D.C..

“Es una gran ironía que nosotros, como líderes de Puerto Rico, luchamos por la igualdad para los inmigrantes, las mujeres, la comunidad LGBTT, entre otros, pero cuando regresamos a la Isla estamos indefensos y desprovistos de esa igualdad que tanto promovemos. Hoy, vemos un gran paso a favor de nuestra gente. Vemos cómo el sueño del fundador de nuestro Partido Nuevo Progresista (PNP), don Luis A. Ferré, comienza a verse concretizado con la radicación del HR 1965, legislación que exige la estadidad para Puerto Rico. Agradezco al congresista Soto, la Comisionada Residente y los congresistas que por años han luchado en pro de la igualdad para todos los puertorriqueños y puertorriqueñas. Es hora de que dejemos de hablar de igualdad y practiquemos la igualdad”, puntualizó Ríos.

El HR 1965 establece que luego de ser aprobado, habrá un término de 90 días en los que el Presidente de los Estados Unidos deberá emitir una declaración en la que informará que Puerto Rico es admitido como territorio incorporado de Estados Unidos. Por otro lado, el también Senador por el Distrito de Bayamón habló sobre la aprobación de una medida de su autoría que reclama al Congreso presente y apruebe un Acta de Admisión para Puerto Rico.

“En los últimos años son varias las expresiones que ha hecho mayoritariamente el pueblo puertorriqueño, reclamando que el Congreso actúe sobre el discrimen político producto de la situación colonial. La mayoría de los electores de Puerto Rico expresaron libre, voluntaria y contundentemente, sus aspiraciones de igualdad de derechos civiles y su interés de terminar con la relación territorial–colonial con los Estados Unidos de América mediante varios plebiscitos. Los resultados de ambas consultas, demuestran una clara mayoría a favor de que todos los ciudadanos americanos residentes en Puerto Rico tengan los mismos derechos, beneficios y responsabilidades que los demás ciudadanos en los 50 estados de la Unión, incluyendo representación plena en el Congreso, con voz y voto, y participación en las elecciones presidenciales. Solicitamos la aprobación de la legislación necesaria para hacer valer la voluntad que, de forma libre y democrática, expresaron cientos de miles de ciudadanos estadounidenses en Puerto Rico”, dijo el Senador respecto a la Resolución del Senado 1026.

Para la comisionada residente Jenniffer González, el proyecto HR 1965 representa un paso para conseguir la igualdad para todos los puertorriqueños.

“Desde el día uno que juramenté como la única representante de Puerto Rico en todo el Congreso y radiqué en aquel entonces el Acta de Admisión, dije muy claro que trabajaría diferentes estrategias, en todos los foros, para lograr la Igualdad plena que solo se gana con la Estadidad. He llevado esta lucha en el Congreso, logré que se incluyera en la plataforma que rige al Partido Republicano, he reclamado la Igualdad ante el tribunal federal, he salido a la calle para luchar por la Igualdad y lo he hecho dentro y fuera de estas paredes del Capitolio e hicimos cambiar de parecer al presidente del Comité que vería esta medida, que no quería hablar de estatus y tras su visita de este mes a la isla ahora habla de atender en vista el estatus.

Por más de un siglo, los puertorriqueños han sido ciudadanos americanos, pero se nos ha negado el derecho al voto por el presidente y los miembros del Congreso, dejándonos sin representación en el gobierno federal el cual establece las leyes que rigen el territorio. La democracia e igualdad para los ciudadanos americanos son asuntos de justicia y de derechos civiles. Nosotros, como ciudadanos americanos queremos tener los mismos beneficios y responsabilidades como los tienen todos los ciudadanos americanos en los estados. Requiere un esfuerzo en conjunto entre demócratas y republicanos, tanto en la Cámara como en el Senado, dedicado a la Igualdad de todos los ciudadanos americanos, para finalmente llevar la democracia y la igualdad plena a Puerto Rico. Trabajaré con todos los miembros del Congreso para conseguir eso para el pueblo que tengo el privilegio de representar”, finalizó.