Putin firma la extensión del Tratado Nuclear con EE.UU

608
ARCHIVO - En esta foto del 10 de marzo del 2011, el entonces vicepresidente estadounidense Joe Biden, izquierda estrecha la mano del entonces primer ministro ruso Vladimir Putin en Moscú. Biden tuvo su primera conversación telefónica con el presidente ruso Vladimir Putin el martes, 26 de enero del 2021,mencionando preocupación por el arresto del líder opositor Alexei Navalny y presionando a su contraparte sobre el involucramiento del país en una masiva campaña de ciberespionaje y recompensas por la muerte de soldados estadounidenses en Afganistán, dijeron dos altos funcionarios en Wasnington.(AP Foto/Alexander Zemlianichenko)

El presidente ruso Vladimir Putin firmó el viernes una ley que extiende el último tratado de control de armas nucleares entre Rusia y Estados Unidos, una semana antes de su expiración.

Ambas cámaras del parlamento ruso aprobaron unánimemente el miércoles la extensión por cinco años del Nuevo START. Putin y el presidente estadounidense Joe Biden habían discutido el acuerdo un día antes y el Kremlin dijo que acordaron completar los procedimientos necesarios en los días subsiguientes.

El Nuevo START caducaría el 5 de febrero. La extensión del pacto no requiere la aprobación del Congreso en Estados Unidos, pero los legisladores rusos tenían que ratificar la medida. Diplomáticos rusos dijeron que la extensión será validada por el intercambio de notas diplomáticas una vez se completen todos los procedimientos.

El tratado, firmado en el 2010 por el presidente Barack Obama y el presidente ruso Dimitri Medvedev, limita a cada país a no contar con más de 1.550 ojivas nucleares desplegadas, 700 misiles y bombarderos, así como permite inspecciones de los sitios para verificar.

Biden indicó durante la campaña presidencial que estaba a favor de preservar el tratado, que fue negociado cuando él era vicepresidente.

Rusia había propuesto desde hace tiempo prolongar el pacto sin condiciones ni cambios, pero el gobierno de Donald Trump esperó hasta el año pasado para iniciar conversaciones y presentó una serie de demandas. Las conversaciones se estancaron y meses de negociaciones no redujeron las divergencias.

Luego que Moscú y Washington se retiraron en el 2019 del Tratad de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio, el Nuevo START es el único acuerdo nuclear que queda entre los dos países.

Este mes, Rusia anunció que seguiría a Estados Unidos en salirse del Tratado de Cielos Abiertos, que permitía vuelos de monitoreo sobre instalaciones militares para ayudar a fortalecer la confianza y la transparencia entre Rusia y Occidente.

Activistas por el control de armas saludaron la extensión del Nuevo START, diciendo que es un impulso para la seguridad global, y llamaron a Rusia y Estados Unidos a comenzar a negociar acuerdos subsiguientes.

El vicecanciller ruso Serguei Ryabkov, principal negociador del Nuevo START por su país, dijo esta semana que Rusia estaba lista para iniciar conversaciones sobre posibles recortes de armamento que dijo deberían incluir además armas no nucleares de precisión con alcance estratégico.

Rusia había ofrecido antes del ascenso de Biden extender el Nuevo START por cinco años, una posibilidad prevista por el pacto cuando fue firmado.

El gobierno de Trump argumentó entonces que el tratado ponía a Estados Unidos en desventaja e insistió en incluir a China. Beijing rechazo la idea.