A paso firme las capacitaciones en temas de seguridad en las escuelas

533
Suministrada

La secretaria del Departamento de Educación, Yanira Raíces Vega y la Oficina del Comisionado de Seguridad del Departamento de Educación están comprometidos con garantizar la seguridad de las escuelas y las comunidades escolares, por lo que ha implementado una serie de estrategias fundamentales con ese propósito.

Según datos proporcionados por el Comisionado, César González Cordero, hasta la fecha, 11,250 docentes de 450 escuelas ya han completado con éxito la fase de certificación en seguridad.

Esta etapa culminó con la participación masiva del personal escolar y el apoyo de agencias expertas, como el Negociado de la Policía de Puerto Rico, agencias federales y la Policía Municipal de Guaynabo.

La secretaria del Departamento de Educación, Yanira Raíces Vega y la Oficina del Comisionado de Seguridad del Departamento de Educación están comprometidos con garantizar la seguridad de las escuelas y las comunidades escolares, por lo que ha implementado una serie de estrategias fundamentales con ese propósito.

La segunda fase de este plan integral incorpora ejercicios prácticos diseñados para garantizar la aplicación efectiva de las capacitaciones y conocimientos adquiridos.

“Esta capacitación forma parte de un esfuerzo continuo que comenzó en el pasado año escolar, en el que todas las escuelas y comunidades escolares fueron preparadas por expertos en medidas de seguridad para abordar amenazas de tiradores activos. Además, se desarrolló un manual de seguridad para las comunidades escolares. Reafirmo mi compromiso inquebrantable con la seguridad de nuestras escuelas, destinando todos los recursos disponibles para garantizar que la capacitación sea una parte continua de la vida del personal y los estudiantes”, informó la secretaria, Yanira Raíces Vega

Los talleres impartidos incluyeron formación en primeros auxilios, manejo de desfibriladores, RCP y certificaciones de la Cruz Roja Americana válidas por dos años. Además, se abordaron temas relacionados con el sistema de comando de incidentes, la gestión de riesgos, enfermedades infecciosas, búsqueda y rescate, y la clasificación de víctimas (triage). El Comisionado César González Cordero destacó la importancia de estas capacitaciones en el contexto de la amenaza de tirador activo.

Un componente esencial de este programa de capacitación es la realización de simulacros individualizados en cada escuela, con el objetivo de asegurar la puesta en práctica efectiva de las habilidades adquiridas.

Su apoyo constante a estos esfuerzos contribuye a dotar a las escuelas de las tecnologías, conocimientos y prácticas necesarias para crear espacios seguros para todos.

Según datos proporcionados por el Comisionado, César González Cordero, hasta la fecha, 11,250 docentes de 450 escuelas ya han completado con éxito la fase de certificación en seguridad.

El Comisionado de Seguridad y la Titular de Educación resaltaron la colaboración obtenida por el representante en la Cámara, José “Memo” González, autor de la Resolución Conjunta de los Protocolos para Atender Situaciones con Tiradores Activos en los planteles escolares. El representante ha desempeñado un papel crucial como enlace entre diversas agencias y el Departamento de Educación para garantizar el éxito de estos planes de seguridad.

“Atender posibles situaciones de seguridad en las escuelas es vital para nuestros niños, así como toda la comunidad escolar. Los tiradores activos son muy impredecibles y evolucionan rápidamente. Los primeros minutos en este tipo de situaciones, son esencialmente para preservar vidas. Lo más importante es estar preparados y contar con los conocimientos para atender la misma. Por eso estas acciones tomadas por el Departamento van dirigidas a eso, salvaguardar nuestros estudiantes, padres, maestros y demás personal escolar”, dijo el autor de la Resolución Conjunta 38-2019 la cual ordena la implementación de un programa de prevención escolar precisamente para trabajar con un evento de tirador activo.

Con la conclusión exitosa de estas fases, como la llevada a cabo en la Escuela Luis Muñoz Marín de Arecibo, se dará paso a la dramatización de una emergencia que involucrará a todos los estudiantes una vez hayan sido capacitados por sus maestros y el personal ya certificado.