Buscan unir esfuerzos para mejorar el Internet de Alta Velocidad en la Isla

384
Foto de archivo

El Programa de Banda Ancha de Puerto Rico, creado por el gobernador Pedro R. Pierluisi, publicó la segunda parte del documento titulado “Propuesta Inicial” en su página web con el propósito de recibir comentarios y retroalimentación de la ciudadanía en general, informó Enrique Völckers-Nin, director ejecutivo del programa.

Este Volumen 2 de la Propuesta Inicial, junto con los cuatro requisitos cumplidos en el Volumen 1 de la Propuesta Inicial anterior, servirá como borrador del plan de Puerto Rico para el despliegue de la financiación de Equidad, Acceso e Implementación de Banda Ancha (BEAD, por sus siglas en inglés) y para proporcionar Internet de alta velocidad confiable y asequible a todos los residentes.

“Luego de la publicación del primer volumen de la propuesta el pasado, 15 de septiembre, hoy repetiremos el mismo ejercicio con la segunda parte para que los ciudadanos, así como las entidades, pueden acceder al documento y continúen sometiendo sus comentarios. Este periodo, estará disponible por los próximos 30 días. Su participación es de suma importancia para el éxito de este proyecto que beneficiará a todo Puerto Rico”, explicó el funcionario.

El nuevo documento esboza los objetivos a largo plazo para desplegar la banda ancha; cerrar la brecha digital; abordar los problemas de acceso, asequibilidad, equidad y adopción; y mejorar el crecimiento económico y la creación de empleo.

El enfoque de los fondos BEAD se centran en promover programas dirigidos al soterrado de conductos de telecomunicaciones, programa de dispositivos asequibles, navegador digital y programa de alfabetización y ofrecimiento de servicios de gobierno de forma digital.

El Programa de Banda Ancha de Puerto Rico tiene la tarea de desplegar fondos locales y federales de banda ancha, incluidos 334,6 millones de dólares en fondos federales de BEAD para Puerto Rico a través de la Ley de Inversión en Infraestructura y Empleos (IIJA). Esta inversión histórica en infraestructura de banda ancha y los esfuerzos de inclusión digital relacionados apoyarán la visión de Puerto Rico para el acceso universal de banda ancha para prosperar en el mundo digital y participar plenamente en la sociedad moderna.