Canal de Panamá anuncia un aumento de barcos que podrán cruzar desde 22 de julio

195
ARCHIVO - Un buque de mercancía navega hacia el océano Pacífico después de atravesar el Canal de Panamá, visto desde Ciudad de Panamá, el 3 de agosto de 2023. El Canal de Panamá anunció el jueves 30 de mayo de 2024 un aumento en el calado máximo permisible para transitar las esclusas Neopanamax, por las que pasan los barcos de mercancías más grandes. (AP Foto/Arnulfo Franco, Archivo)

CIUDAD DE PANAMÁ (AP) — Las autoridades del Canal de Panamá informaron el martes que a partir del 22 de julio se incrementará a 34, dos más que ahora, el número de barcos que podrán cruzar diariamente la vía interoceánica —aquejada por una reciente sequía— gracias a las lluvias de la temporada.

Desde el 11 de julio, el número de tránsitos pasará de 32 a 33 y a partir del día 22 del mismo mes será de 34, una cifra que aún está por debajo de los 36 y 38 barcos que en tiempos normales pueden cruzar a diario la vía.

Por el Canal de Panamá se mueve alrededor del 5% del comercio mundial.

Gracias a las lluvias, los embalses de los lagos Gatún y Alhajuela —que nutren el agua para la operación de la vía— han venido recuperándose después de llegar a niveles críticos debido a una drástica diminución de las precipitaciones, que las autoridades atribuyeron al fenómeno de El Niño y al cambio climático. En los últimos días, el nivel del agua en esos lagos ha estado por encima del registrado para esta misma época en 2023.

Antes de la mejor en el número de barcos, el Canal aumentará también a partir del 15 de junio el calado en las esclusas por donde pasan las embarcaciones de 45 a 46 pies, lo que permitirá que se desplacen con más carga. Con buen nivel de lluvias, el Canal ha llegado a ofrecer 50 pies de calado.

Las autoridades dijeron que avisaron de las medidas a las navieras el lunes. Estados Unidos es el principal cliente del Canal, seguido de China, Japón y Chile.

La sequía ocasionó desde el año pasado filas de barcos en espera para cruzar la vía y, además de afectar la cadena de suministros a nivel mundial, también representó pérdida de ingresos en la vía, considerada un motor de la economía de servicios de Panamá.

A pesar de la mejora por el aumento de lluvias, aún se hacen falta medidas para estabilizar la operación del Canal a largo plazo, como la construcción de un nuevo embalse —para lo que se requieren cambios de ley y una inversión multimillonaria— y que el nuevo gobierno de Panamá, que inicia el 1 de julio próximo, ha anunciado que está dispuesto a realizar.