Cargos contra madre de niño de cuatro años que murió ahogado en una piscina

390
Stainless ladder of swimming pool. Outdoor background. Top view with copy space. Water activity.

La Unidad Especializada de Violencia Doméstica, Delitos Sexuales y Maltrato a Menores (DCUE) de la Fiscalía de Guayama del Departamento de Justicia presentó hoy cargos de negligencia y homicidio negligente contra Christine Rivera Santiago, madre de un menor de cuatro años que murió ahogado en una piscina, el pasado 16 de julio en el municipio de Patillas.

Conforme a la investigación del agente del Negociado de la Policía, Carlos M. León Vázquez, adscrito a la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Guayama, la imputada actuó negligentemente cuando permitió que su hijo permaneciera jugando en una piscina, en horas de la madrugada y sin la debida supervisión, lo que provocó su muerte mediante ahogamiento.

Por estos hechos, los fiscales, María Isabel López Aponte y Héctor Vilaró Suárez, presentaron dos cargos contra Rivera Santiago; un cargo de homicidio negligente, según tipificado en el Código Penal de Puerto Rico, y otro de negligencia al amparo de la Ley 57 de 2023, mejor conocida como la Ley para la Prevención del Maltrato Preservación de la Unidad Familiar y para la Seguridad, Bienestar y Protección de los Menores.

El juez Angel Rodríguez encontró causa para arresto por ambos cargos y le impuso una fianza a la imputada de $20, 000. La defensa se allanó a la determinación del Tribunal de Primera Instancia de Guayama.

“Los fiscales de las Unidades Especializadas tienen como norte la investigación de los casos donde por negligencia se ponga en riesgo la vida o se produzca la muerte de los niños. Luego de haber completado una investigación abarcadora, existe prueba suficiente para demostrar que la madre del niño actuó negligentemente y que por su negligencia el niño falleció. Todos los padres, madres y encargados de los menores tienen que velar porque los niños estén seguros y más aún cuando los niños se encuentran en un lugar que representa riesgo, como una piscina. Deben procurar que estén bajo supervisión continua para evitar exponerlos a sufrir daños y, como en este caso, prevenir daños o la muerte”, expresó la directora de la División de Coordinación de Unidades Especializadas (DCUE), fiscal Laura Hernández Gutiérrez.

La vista preliminar fue señalada para el próximo miércoles, 11 de octubre.