CBP intercepta a 63 migrantes de República Dominicana y Haití

343

Agentes Marinos de Operaciones Aéreas y Marítimas (AMO) de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, junto con la Policía de Puerto Rico, interceptaron el viernes una embarcación tipo “yola” con 63 inmigrantes indocumentados.

El 1 de diciembre, dos activos marítimos de la AMO y una unidad de Fuerzas Unidas de Acción Rápida (FURA) del Departamento de Policía de Puerto Rico localizaron una embarcación repleta de migrantes que navegaban hacia el este hacia la costa suroeste de Puerto Rico.

Los agentes escoltaron la embarcación hasta la estación de embarcaciones de la AMO, donde los agentes de la Patrulla Fronteriza del Sector Ramey arrestaron a 63 inmigrantes indocumentados: 48 hombres y 6 mujeres de la República Dominicana, y 8 hombres y 1 mujer de Haití.

“Un viaje en yola es peligroso al abordar una embarcación rústica de madera, que se llena de agua durante el trayecto”, indicó Creighton Skeen, director de Operaciones Aéreas y Marítimas en el Caribe. “Estos barcos no aptos para navegar están equipados con un solo motor y normalmente intentan cruzar el mar sobrecargados y sin chalecos salvavidas”.

Las personas que se aventuran a cruzar las 80 millas náuticas (130 kilómetros) entre Puerto Rico y República Dominicana, a bordo de una embarcación tan rústica e inadecuada, ponen en peligro no sólo sus vidas, sino también las de las fuerzas del orden de ambos países con la misión de rescate.

“Las personas que se aventuran a ingresar ilegalmente a Estados Unidos no sólo se exponen a ser víctimas de las organizaciones criminales que los transportan y al peligro inherente al viaje, sino que también se exponen a los inconvenientes de un proceso administrativo o penal formal si son arrestados. por agentes de la Patrulla Fronteriza”, afirmó Desi DeLeon, Agente Jefe de Patrulla del Sector Ramey en Puerto Rico.

Los agentes de la Patrulla Fronteriza transportaron al grupo a la estación de la Patrulla Fronteriza de Ramey para su procesamiento y expulsión de inmigración.

Durante el procesamiento inicial, los agentes descubrieron que cinco personas habían sido deportadas después de condenas por delitos graves como homicidio involuntario, agresión y tráfico de narcóticos, y serán procesadas bajo el título 8 USC 1326, por el reingreso de un no ciudadano previamente deportado.