EEUU liberará un millón de barriles de gasolina para reducir precios

368
Un cliente carga gasolina en una gasolinera Exxon, 10 de mayo de 2022, en Miami. (AP Foto/Marta Lavandier)

WASHINGTON (AP) — El gobierno del presidente Joe Biden anunció el martes que liberará 1 millón de barriles de gasolina de una reserva en estados del noreste del país creada luego de la tormenta Sandy con el fin de reducir los precios este verano.

La venta, procedente de centros de almacenamiento de Nueva Jersey y Maine, se asignará en incrementos de 100.000 barriles cada vez. Con esta acción se creará un proceso de licitación competitivo que garantice que la gasolina llegue a los minoristas locales antes de la festividad del 4 de julio y se venda a precios competitivos, de acuerdo con el Departamento de Energía.

La medida, que según la dependencia tiene por objeto ayudar a “reducir los costos para las familias y los consumidores estadounidenses”, responde a un mandato del Congreso para vender la reserva del noreste, de 10 años de antigüedad, y luego cerrarla. El lenguaje se incluyó en un acuerdo de gastos que el Congreso aprobó en marzo para evitar un cierre parcial del gobierno.

El Departamento de Energía dijo que la venta del millón de barriles (42 millones de galones, o unos 160 millones de litros) se había programado para aliviar a los automovilistas en el inicio de la temporada de verano.

El precio promedio de la gasolina en todo el país ronda los 95 centavos de dólar por litro (3,60 dólares por galón), según la Asociación Estadounidense del Automóvil. Recurrir a las reservas de gasolina es una de las pocas medidas que un presidente puede tomar por sí mismo para intentar controlar la inflación, un punto débil en año electoral para el partido que controla la Casa Blanca.

“El gobierno Biden-Harris está enfocado en reducir los precios de la gasolina para las familias estadounidenses, especialmente ahora que los conductores salen a la carretera para la temporada de verano”, dijo la secretaria de Energía, Jennifer Granholm, en un comunicado. “Al liberar estratégicamente esta reserva entre el Día de los Caídos en Guerras y el 4 de julio, garantizamos un suministro suficiente en la región triestatal y en el noreste en un momento en que los trabajadores estadounidenses más lo necesitan”.