Entregan “Bandera Violeta” a municipios comprometidos con erradicar la violencia de género

526

El Proyecto Bandera Violeta, un compromiso municipalista y colaboración entre las organizaciones Coordinadora Paz para las Mujeres, Red Nacional de Albergues de Violencia de Género y la Liga de Ciudades, junto al apoyo del Municipio de Gurabo, se complace en anunciar los municipios que lograron demostrar su compromiso con la erradicación de la violencia de género (VG). 

A través de  ocho módulos de adiestramiento y un taller de asistencia técnia durante los meses de agosto, septiembre, octubre y noviembre, personal de los gobiernos municipales tuvieron la oportunidad de capacitarse en temas como: Violencia contra las mujeres y el acecho, Desarrollo de Programa de Servicios, Herramientas legales para erradicar el hostigamiento sexual y violencia doméstica, entre otros. Los módulos y recursos que se utilizaron en el proceso fueron provistos por Coordinadora Paz para las Mujeres.

A la iniciativa se comprometieron 29 municipios. De estos, 21 pueblos cumplieron con todos los requisitos y objetivos del proyecto. Los municipios que reciben hoy su Bandera Violeta son: Fajardo, Maricao, Utuado, Toa Baja, Guánica, Vega Baja, Hormigueros, Cataño, Barceloneta, Naranjito, Guayama, Gurabo, Camuy, Ponce, Ceiba, Guánica, Las Piedras, Quebradillas, San Germán, Trujillo Alto y Vega Alta. 

Los municipios fueron evaluados por nueve personas representantes del sector académico, sector filantrópico, integrante de la legislatura y las tres organizaciones colaboradoras en este proyecto. Los criterios de evaluación incluyeron el desarrollo o adopción de protocolos de intervención de VG durante emergencias o fenómenos atmosféricos extremos, la participación activa durante los talleres, demostrar el compromiso del municipio para desarrollar y mantener las iniciativas a largo plazo, el desarrollo o adopción de protocolos de intervención interna durante emergencias de violencia de género que involucren a personal del municipio, entre otros.

Esta iniciativa promueve la creación de redes de comunicación, servicios y apoyo entre municipios, mientras eleva la discusión sobre el desarrollo de proyectos de prevención para proveer a sobrevivientes la alternativa de sentirse seguras procurando servicios en su municipio.