Fiscales visten mahones en solidaridad con víctimas de agresión sexual

379

En una demostración de respaldo a las víctimas de abuso sexual, los fiscales del Departamento de Justicia acudieron hoy en mahones a los tribunales en los 13 distritos judiciales, como parte de la campaña internacional de concientización denominada Denim Day.

El secretario del Departamento de Justicia, Domingo Emanuelli Hernández, informó que los profesionales del derecho y el recurso humano de la agencia usarán ropa en tela de mezclilla o denim, como parte de la iniciativa que se lleva a cabo de forma solidaria en distintos países como un llamado a prevenir y educar sobre la agresión sexual.

“Queremos educar y promover el mensaje de rechazo y repudio a la agresión sexual y las ideas erróneas preconcebidas en torno a la violación, que muchas veces llevan a culpar a la víctima porque se le señala de forma equivocada de incitar o provocar la comisión de ese delito. Esto, lejos de procurar justicia, coloca sobre las víctimas una carga innecesaria y muy injusta. La violencia sexual es inaceptable y no se puede justificar. En el Departamento de Justicia nos unimos hoy a la campaña Denim Day para alertar y orientar al respecto. Exhortamos a las víctimas a denunciar el abuso sexual. En los fiscales tienen una voz que defiende sus derechos y procura hacerles justicia”, manifestó el secretario de Justicia.

Entre las ideas erróneas mencionó: que la violación responde a provocaciones por la forma en que se viste o se comporta una persona; que las denuncias generalmente son falsas o están motivadas por asuntos tales como desamores y venganza; que los extraños son mayormente los perpetradores; que los violadores son enfermos mentales; y que no existe violación en una relación de pareja.

El secretario invitó a la ciudadanía a unirse a esta jornada, que nació en la ciudad de Los Ángeles hace 24 años por iniciativa de la entidad sin fines de lucro Peace Over Violence, que provee atención y cuidados a las personas sobrevivientes de violencia sexual, y utiliza el lema “No existe excusa y nunca habrá una invitación a la violación”.

La campaña se inspiró en un caso procesado en Roma, Italia, en 1998. Ese año, la Corte Suprema de Apelación de la ciudad revocó la convicción de un individuo porque los jueces entendieron que la víctima, que tenía 18 años al momento del delito y usaba unos mahones, pudo haber asistido al violador a quitarle el pantalón ajustado y eso implicaba consentimiento.

En solidaridad con la joven, atacada por un instructor de conducir, las mujeres del Parlamento italiano hicieron una protesta vistiendo mahones en las escalinatas de la Corte Suprema. La protesta se convirtió en un símbolo internacional de rechazo a los prejuicios en torno al asalto sexual, y una forma para concientizar sobre la violación y una de las justificaciones comunes, que relacionan el delito con la vestimenta de la víctima.

“El abuso sexual no tiene justificación. El uso del mahón durante este día es la manifestación que hacemos ante nuestra sociedad de que rechazamos las concepciones erróneas en torno a la violencia sexual y la justificación de este vil acto contra la dignidad de la persona. Estamos promoviendo cambios en el sistema de justicia para que las víctimas cuenten con las herramientas y el respaldo que necesitan durante el proceso penal”, puntualizó la jefa de los fiscales, Jessika Correa González, quien se personó frente al Tribunal de San Juan junto a un grupo de fiscales de la Fiscalía de San Juan y de las Unidades Especializadas de Violencia Doméstica, Delitos Sexuales y Maltrato de Menores del Departamento de Justicia, como parte de la campaña.

Le acompañó la directora de la División de Coordinación de las Unidades Especializadas, la fiscal Laura Hernández Gutierrez, quien resaltó la importancia de dar credibilidad al testimonio de las víctimas. “Hay víctimas que guardan silencio y no denuncian las agresiones. El trauma del abuso sexual continua si las víctimas son tratadas como si fueran culpables, cuando hacen la denuncia y buscan remedio en el sistema judicial. Entonces la tragedia personal pasa a ser social si son revictimizadas. Exhortamos a los ciudadanos a demostrar empatía y sensibilidad con el dolor de las víctimas. Pueden confiar en que existe un equipo de trabajo en el Departamento de Justicia que les escuchará, les creerá y procurará que el agresor sea procesado. En nosotros, los fiscales, encontrarán una voz que defienda sus derechos para garantizar su recuperación y el acceso a la justicia”, recalcó.

La iniciativa, realizada en coordinación con la Oficina de Administración de los Tribunales, también forma parte de las actividades que está llevando a cabo el Departamento de Justicia durante la Semana de los Derechos de las Víctimas, que se conmemora del 24 al 28 de abril.