Fundación Banco Popular reconoce el talento académico de la juventud puertorriqueña

599
Suministrada

Recientemente la Fundación Banco Popular (FBP) reconoció a 345 jóvenes puertorriqueños destacados en dos iniciativas enfocadas en resaltar el talento académico del país y las puntuaciones sobresalientes en los promedios generales de estudiantes graduados de cuarto año.

La primera de estas iniciativas es el Premio Excelencia Académica Rafael Carrión, Jr. Este premio reconoce el desempeño educativo de aquellos estudiantes que terminan con éxito su cuarto año de escuela superior. Además, obtienen la puntuación más alta en dos o más pruebas del Programa de Nivel Avanzado (PNA) y en las Pruebas de Admisión Universitaria (PAA) administradas por el College Board en Puerto Rico y América Latina (CBPRAL).

Desde sus inicios en el 2005, el Premio a la Excelencia Académica ha reconocido a 1,804 estudiantes en total, lo que representa una inversión económica de $1.8 millones. “Nuestro enfoque principal en la Fundación es la educación y por eso trabajamos para garantizar que nuestros jóvenes se conviertan en el centro del progreso, no solo brindando este tipo de aportaciones, sino mediante un sinnúmero de programas que buscan mejorar la calidad de vida de nuestros niños y jóvenes. Reafirmamos nuestro compromiso en continuar propulsando iniciativas como estas que añaden valor a sus vidas y los encaminan hacia un mejor futuro”, comentó Beatriz Polhamus, directora ejecutiva de la Fundación Banco Popular.

El grupo de jóvenes reconocidos estuvo compuesto por estudiantes provenientes de escuelas públicas (73%) y privadas (27%). Los estudiantes tuvieron la oportunidad de asistir a una ceremonia de reconocimiento en la que cada uno recibió un premio en metálico valorado en $1,000. De igual forma, se reconocieron a tres maestros provenientes de aquellas escuelas con más alumnos en dichos premios. Los maestros fueron Emmanuel Rodríguez Guzmán, de la Escuela Laboratorio CeDin de la Universidad Interamericana, Recinto Metro, Everette N. Springstead del Colegio Mater Salvatoris en San Juan, y Olga Cordero, de la Escuela Superior Josefina León Zayas de Jayuya.

La ceremonia contó con la participación de la doctora Ana Judith Román, quien fungió como oradora principal. Esta Profesora Distinguida de la Universidad de Puerto Rico, recinto de Ciencias Médicas, es una destacada internista y neuróloga puertorriqueña, producto de nuestro sistema educativo público. La doctora conversó con los premiados sobre su trayectoria en el área de la medicina, especialmente en neurología. Román finalizó su mensaje con una exhortación a los jóvenes a explorar sus habilidades y no conformarse con lo aprendido en los libros de la escuela, sino que desarrollen todas sus destrezas al máximo. 

La ceremonia contó con la participación de la doctora Ana Judith Román, quien fungió como oradora principal.

El presidente la junta de síndicos de la Fundación Banco Popular, Richard L. Carrión, estuvo presente en la actividad y le expresó a los premiados que “nos enorgullece saber que el futuro de nuestras generaciones está liderado por jóvenes como ustedes que tienen un gran talento académico y están comprometidos con el desarrollo de nuestro país. Confiamos en que seguirán habilitando el camino para que otros continúen con esta gestión y así tengamos un mejor Puerto Rico”, expresó Carrión.

Por otro lado, y en una ceremonia aparte, la Fundación Banco Popular hizo entrega de las becas del Fondo de Becas Rafael Carrión, Jr. que anualmente se otorga a hijos e hijas de empleados y pensionados de Popular, para ayudarlos a sufragar sus gastos universitarios. Esta iniciativa comenzó en el 1992 con la totalidad del dinero que Rafael Carrión, Jr. acumuló en su Plan de Compensación Diferida y en sus ahorros de la Cooperativa.

En esta ocasión, 245 estudiantes fueron beneficiados y ya son 2,109 los que han recibido esta beca desde su inicio, para una inversión total de sobre $7.9 millones. “Sé que mi padre sentiría un gran orgullo si pudiera ver cuántos jóvenes han llevado a cabo sus estudios universitarios. Proveer herramientas a los jóvenes es fundamental si queremos fortalecer a la Isla, tanto a nivel social como económico”, añadió Carrión.

Por su parte, Ignacio Álvarez, presidente y CEO de Popular, se expresó sobre la importancia de esta aportación económica en el aprovechamiento académico de los estudiantes. “La sociedad de un país depende, en gran medida, de su educación. Invertir en la educación de nuestros jóvenes es fundamental ya que nos ofrece la oportunidad de encaminarlos y así desarrollar un mejor futuro para Puerto Rico”, comentó.

La Fundación Banco Popular es una entidad sin fines de lucro, separada de Popular, Inc. y sus subsidiarias, dedicada al trabajo filantrópico, que recibe apoyo y donativos del Banco Popular de Puerto Rico.

Para conocer más sobre la Fundación Banco Popular visite www.fundacionbancopopular.org.