Gobernador anuncia acuerdo entre Vivienda y ACT para mejoras a la PR-2

532

El gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, anunció la firma de un acuerdo entre el Departamento de la Vivienda y la Autoridad de Carreteras y Transportación de Puerto Rico (ACT) para la inversión de $49 millones de fondos de recuperación para realizar mejoras a la PR-2. Para completar el proyecto, que tiene un costo total de $185 millones, la ACT recibió fondos la de subvención de Infraestructura para la Reconstrucción de América (INFRA, por sus siglas en inglés) de la Administración de Autopistas federal (FHWA, por sus siglas en inglés) de $90 millones y el resto será sufragado con fondos estatales.

“La reparación, reconstrucción, mejoramiento y modernización de toda nuestra infraestructura es uno de los elementos prioritarios de mi administración, con particular atención a nuestras carreteras. Y es que cuando hablamos de mejorar la seguridad vial, de lo que estamos hablando es de la calidad de vida de nuestra gente. Hoy estamos anunciando avances significativos en el proyecto de mejoras a la carretera interestatal PR-2 en el área de Mayagüez, específicamente en La Vita y otras intersecciones importantes de la zona. La PR-2 es una de las vías más importantes de Puerto Rico y es el corredor más extenso en la Isla, por la que se recorren 143 millas. Y este proyecto en el municipio de Mayagüez es un proyecto crítico para el área oeste ya que tiene un impacto en sobre 365,000 residentes, comerciantes y visitantes, y brinda acceso a los principales puntos comerciales, industriales, residenciales, hoteleros, hospitalarios y educativos de la Sultana del Oeste. La inversión combinada que haremos para mejorar 1.4 millas de la vía es de $185 millones”, sostuvo el gobernador.

Se espera que el proyecto genere 2,035 empleos directos, 2,220 empleos indirectos y 185 empleos inducidos. La construcción beneficiará a un total de 365,872 personas; de esta población, aproximadamente un 82.9% son personas de ingresos bajos a moderados.

Por su parte, el secretario del Departamento de la Vivienda, William Rodríguez Rodríguez, expresó que “la PR-2 no es solo una carretera; es el pulso de muchas comunidades, empresas y la vida diaria de miles de puertorriqueños. Al facilitar la movilidad, no solo buscamos solucionar problemas inmediatos, sino que también vemos el potencial de estas mejoras para transformar las comunidades circundantes, fomentar el desarrollo económico y elevar la calidad de vida de nuestros ciudadanos, lo que al final es el propósito de los fondos de mitigación”.

Mientras, el director ejecutivo de ACT, Edwin González Montalvo, explicó que “la carretera interestatal PR-2 conecta los municipios más grandes de Puerto Rico, Arecibo y Ponce. No obstante, actualmente, opera con tiempos de viaje excesivos y niveles de servicio deficientes, lo que impacta negativamente la economía y el desarrollo de la zona. El proyecto beneficiará a la región oeste impactando una de las intersecciones más congestionadas en Puerto Rico. Esto redundará en una mejor calidad de vida para todos los ciudadanos que visiten el área de Mayagüez”.

Como parte de la Ley de Infraestructura, la Autoridad de Carreteras recibió la aprobación de su propuesta para las mejoras a la PR-2 sometida bajo el programa INFRA de la FHWAlogrando una subvención de $90 millones, lo cual financiará prácticamente la mitad de la obra. El proyecto, que toma en cuenta las proyecciones de tráfico a 10 y 20 años en el futuro, tiene unos objetivos claros de optimizar el tránsito en la vía y en las intersecciones que impacta. Por ejemplo, busca aliviar la congestión vehicular, mejorar el flujo por medio de rotondas, eliminar semáforos en seis intersecciones, eliminar cruces y accesos directos a la PR-2, construir marginales a ambos lados para fomentar el tránsito local, reducir el impacto ambiental durante la construcción y mejorar la seguridad del tramo.

Esta obra representa el tercer proyecto de carreteras de mitigación de infraestructura bajo el programa CDBG-MIT. Previamente, el primer ejecutivo había anunciado la PR-10 y la PR-122 de Lajas y San Germán.

“Este es otro ejemplo en el que seguimos poniendo la acción donde ponemos la palabra. La calidad de nuestras carreteras tiene un impacto directo en nuestro desarrollo socioeconómico, por lo que no nos vamos a detener en el trabajo que estamos haciendo. Y pueden estar seguros de que voy a continuar asignando los fondos necesarios para hacer la obra y darle buen mantenimiento a toda nuestra infraestructura vial, que tan importante es para el progreso de nuestra Isla. Agradezco nuevamente el trabajo en equipo entre Vivienda y la Autoridad de Carreteras para lograr adelantar esta importante obra”, añadió el gobernador.

El diseño del proyecto tomará en cuenta los códigos de construcción más recientes de la Asociación Americana de Funcionarios Estatales de Carreteras y Transportación (AASHTO) para Diseño y Construcción de Carreteras y Puentes. En la actualidad, el proyecto se encuentra en la etapa de diseño conceptual y está siendo gestionado por la firma, José A. Batlle y Asociados, C.S.P.

Completar el proyecto de la PR-2 aportará significativamente a la recuperación a largo plazo de Puerto Rico, ofreciendo una serie de beneficios esenciales, entre los que se incluyen, el fortalecimiento de la línea vital de transportación, la mitigación de inundaciones, una transportación más segura y resiliente, y un notable ahorro en tiempos de recorrido. Además, este proyecto tiene el potencial de impulsar el desarrollo económico en varias comunidades y mejorar la calidad de vida de sus habitantes.