Gobernador anuncia alivio para pequeñas y medianas empresas

550

El gobernador de Puerto Rico, Pedro R. Pierluisi y el administrador de la Corporación del Fondo del Seguro del Estado (CFSE), Jesús M. Rodríguez Rosa, anunciaron hoy un alivio significativo para el sector de las Pequeñas y Medianas Empresas en Puerto Rico (PYMES). El primer ejecutivo informó que los que cualifiquen para el descuento del 50 por ciento en el costo de las primas a pagar a la CFSE podrán beneficiarse a partir del próximo mes de julio, que es cuando por ley los patronos tienen que rendir sus declaraciones de nóminas.

El descuento de un 50 por ciento es en el costo de las primas anuales, por los próximos dos años fiscales (2023-2024 y 2024-2025), siendo el criterio principal de elegibilidad patronos con 50 empleados o menos y con una nómina anual de $1,525,000 o menos. El Fondo le sirve a sobre 33 mil patronos corporativos y estima que más de 31,700, o un 95.6 por ciento de ellos cualificaría para este incentivo.

“Luego de un abarcador estudio realizado por el Fondo, hoy anunciamos un nuevo incentivo para el sector empresarial que más personas emplea en nuestra Isla: las PyMEs. Esta reducción en las primas que cobra el Fondo representará un gran alivio en el bolsillo a nuestras pequeñas y medianas empresas. Y es que cuando ayudamos e incentivamos a nuestras pequeñas y medianas empresas, ayudamos e incentivamos a nuestra economía y mejoramos el ambiente de hacer negocios en Puerto Rico. Esto es una acción concreta a favor de nuestro sector empresarial local que estamos seguros que redundará en mayor actividad económica. Mi administración sigue comprometida con el progreso de Puerto Rico y continuaremos siendo creativos para que nuestra Isla sea un mejor lugar para hacer negocios e invertir”, sostuvo el gobernador.

Conforme a la Ley 120 de 2014, conocida como la Ley de Incentivos para la Generación y Retención de Empleos, el Departamento de Desarrollo Económico provee otro incentivo a empresas nuevas, empresas que están expandiendo y creando empleos, o empresas con dificultades financieras. El mismo es también por dos años y se están beneficiando alrededor de 900 patronos. Aquellas empresas que reciben el incentivo bajo la Ley 120, no podrán acogerse al nuevo incentivo hasta tanto venza la vigencia del incentivo que reciben actualmente y cumplan con los requisitos del nuevo incentivo.

Por su parte, el administrador de la CFSE, reafirmó el compromiso de la Corporación con los patronos y lesionados a quienes ofrecen servicios, los mismos que, durante los últimos años han sido testigos de un sinnúmero de iniciativas que han transformado la manera en la que la dependencia, con 88 años de servicio, sirve a Puerto Rico.
“Sin duda, este sector, que ha enfrentado grandes retos en las últimas décadas, tiene un gran impacto en la economía. Por eso, cumpliendo con la política pública del gobernador, anunciamos este nuevo incentivo para patronos como estos, que ejercen un rol fundamental en la creación de empleo”, expresó el funcionario, quien reafirmó la estabilidad financiera de la Corporación gracias a las medidas de sana administración implementadas.

El impacto económico de este descuento para la Corporación asciende a $55.6 millones anuales, y luego de haberle compartido su análisis a la Junta de Supervisión Fiscal, el ente fiscal dio su aprobación para conceder el mismo. Los patronos que cumplan con los criterios de elegibilidad podrán solicitarlo a partir del próximo mes, fecha en que cada año, están llamados a rendir su Declaración de Nóminas. Ese periodo comienza el primero del mes entrante y se extiende hasta el día 20.

Por otro lado, el primer ejecutivo anunció que estará sometiendo un proyecto de ley para que se atienda en la próxima sesión legislativa. La medida legislativa busca aumentar los beneficios de compensación que provee el Fondo del Seguro del Estado a lesionados por incapacidad temporera. Los beneficios de compensación económica bajo la Ley 45 del 1935 son los que ayudan a un empleado que sufre una lesión en su lugar de trabajo a poder sostenerse hasta que pueda reintegrarse a su empleo. Esto se recibe durante su periodo de incapacidad transitoria, lo que también se conoce como ‘dieta’ y sirve para atender la pérdida de ingresos del trabajador lesionado.

“El monto que reciben los lesionados no ha sido ajustado desde el 2004 y se torna necesario que se ajuste en vista del costo de vida actual. Conscientes de esa necesidad, el Fondo recomienda que se enmiende el estatuto para que el pago de compensación a lesionados por incapacidad temporera se aumente de $100 semanales a $200 semanales”, explicó el primer ejecutivo.

Los desembolsos del Fondo por el concepto de dieta a lesionados por incapacidad temporera suman $12 millones actualmente, lo que aumentará a $24 millones anuales.

En el proyecto de ley que estaremos presentando ante la Asamblea Legislativa también proponemos que se autorice al Fondo a hacer ajustes por costo de vida cada tres años en los cuatro tipos de compensación que le provee a los lesionados. Estas son: la dieta por incapacidad transitoria, la compensación por incapacidad parcial permanente, la compensación por incapacidad total permanente y la compensación en casos de muerte.

“Esto es una inversión en nuestra gente trabajadora que ayudará considerablemente a los empleados que sufren de lesiones en sus lugares de trabajo. Continuamos respondiendo a las necesidades de nuestra fuerza laboral, al mismo tiempo que velamos por nuestras pequeñas y medianas empresas”, concluyó el gobernador.