Policía arresta cerca de 100 conductores bajo efectos de alcohol

693
Foto de archivo: Cybernews

El Comisionado de la Policía, Antonio López Figueroa, informó que en apenas dos días la división de Patrullas de Carreteras del Negociado de la Policía de Puerto Rico realizó 96 arrestos de personas que conducían vehículos de motor bajo los efectos del alcohol.

De esa cantidad, 85 fueron hombres y 11 mujeres. Las detenciones de los conductores se realizaron desde la madrugada del viernes hasta a la madrugada de ayer, domingo, informó el capitán José, González Montañez, director de la división que está a cargo de la seguridad en las carreteras.

“Conducir en estado de embriaguez es una de las principales causas de muerte en las carreteras de Puerto Rico. La ingesta de alcohol en exceso reduce las capacidades de reacción y discernimiento del conductor y muchas veces está asociado a conductas de riesgo, como el exceso de velocidad. Esta es, junto al alcohol, una combinación que ha resultado mortal para los conductores, sus pasajeros, los peatones y personas en otros vehículos”, afirmó el capitán González Montañez.

“Al riesgo de provocar accidentes, el conductor debe añadir los problemas legales que enfrentará por violar la ley de tránsito. El Negociado de Patrullas continuará ejerciendo su función de sacar a los conductores ebrios de las carreteras”, agregó el teniente Elvis Zeno, portavoz de la división.

Este indicó que el conductor, que es encontrado culpable de manejar bajo los efectos de bebidas embriagantes, se expone en el foro administrativo a multas y la revocación de la licencia. En el ámbito judicial, si le ocasiona la muerte a otra persona, será acusado de incurrir en delito grave, y de ser encontrado culpable, se le impondrá una pena de reclusión.

Algunos consejos para las personas que beben socialmente:

Identifique de antemano a un amigo que no va a beber para que sea el conductor designado.

Si no cuenta con un conductor designado, llame a un taxi, un servicio de transporte privado o a un amigo o familiar sobrio.

No deje que sus familiares o amigos manejen bajo los efectos del alcohol.

Si va a organizar una fiesta, donde se va a servir alcohol, es recomendable servir alimentos y debe velar porque sus invitados se transporten con un conductor sobrio.

Abróchese siempre el cinturón de seguridad. Esta es su mejor defensa contra los conductores bajo los efectos del alcohol.