Shakira enfrenta una segunda investigación fiscal en España

410
ARCHIVO - Shakira da un concierto en el Madison Square Garden el 10 de agosto de 2018 en Nueva York. La estrella pop colombiana optó por ir a juicio en lugar de aceptar un trato ofrecido por los fiscales españoles para resolver las acusaciones de que defraudó al gobierno de España por 14,5 millones de euros (15 millones de dólares) en impuestos, dijo su equipo de relaciones públicas el miércoles 27 de julio de 2022. (Foto por Greg Allen/Invision/AP, archivo)

Shakira ya estaba a la espera de un juicio aún sin fecha por supuestamente no pagar 14,5 millones de euros (13,9 millones de dólares) en impuestos por ingresos entre 2012 y 2014. La artista ha negado cometer algún delito.

Ahora, un juez español aceptó la petición de la fiscalía de investigar dos posibles casos de fraude fiscal de Shakira en 2018. La corte dijo no tener información sobre cuánto dinero habría implicado.

Los dos casos se tramitaban en una corte en la localidad de Esplugues de Llobregat, cerca de Barcelona.

El primer caso gira en torno a dónde residía Shakira entre 2012 y 2014. La fiscalía en Barcelona alega que la ganadora de varios Grammy pasó más de la mitad de ese periodo en España y debería haber pagado impuestos en el país, aunque su residencia oficial fuera en Bahamas.

La firma de relaciones públicas de Shakira, Llorente y Cuenca, dijo en un comunicado en que la artista ha “actuado siempre conforme a la ley y bajo el consejo de los mejores expertos fiscalistas”.

La firma agregó que Shakira, quien vive ahora en Miami, todavía no ha recibido una notificación por el segundo caso.

Shakira “se encuentra centrada en su vida artística en Miami y está tranquila y confiada en la resolución favorable de sus asuntos fiscales”, agregaron sus representantes.

La artista, cuyo nombre verdadero es Shakira Isabel Mebarak Ripoll, tiene lazos con España desde que inició una relación con el futbolista ahora retirado Gerard Piqué. La pareja, que tiene dos hijos, convivió en Barcelona hasta el año pasado, cuando puso fin a su relación tras 11 años.

En la última década, las autoridades españolas han perseguido a astros del fútbol como Lionel Messi y Cristiano Ronaldo por no pagar todos los impuestos que les correspondían. Ambos fueron condenados por evasión fiscal, pero evitaron ir a prisión porque las leyes permiten al juez eximir el cumplimiento de penas inferiores a dos años a personas sin antecedentes penales.