Tras su batalla con Drake, Kendrick Lamar convierte un concierto en una celebración de unidad

410
ARCHIVO - Kendrick Lamar se presenta en el Festival de Música y Artes de Coachella en el Empire Polo Club 16 de abril de 2017 en Indio, California. Kendrick Lamar convirtió su concierto "Pop Out" del Día de la Emancipación en una celebración de la unidad de Los Ángeles. El rapero de 37 años fue el curador de un concierto de tres horas transmitido por streaming con una mezcla de raperos y estrellas emergentes de Los Ángeles, incluidos Dr. Dre y Tyler, The Creator. (Foto Amy Harris/Invision/AP, archivo)

INGLEWOOD, California, EE.UU. (AP) — No contento con dar una vuelta de la victoria después de ganar su batalla contra la superestrella del rap Drake, Kendrick Lamar convirtió su concierto “Pop Out” de Juneteenth (Día de la Emancipación) en una celebración de la unidad en Los Ángeles.

Lamar organizó un concierto de tres horas, transmitido en vivo por streaming, con una mezcla de raperos y estrellas emergentes de la ciudad, incluidos Tyler, the Creator, Steve Lacy y YG. Cuando llegó su turno de subir al escenario, el rapero de 37 años participó en un set con los colaboradores de Black Hippy Schoolboy Q, Ab-Soul y Jay Rock, interpretó sus canciones contra Drake “Euphoria” y “6:16 in LA”. Luego se le unió en el escenario Dr. Dre.

Los dos titanes de la Costa Oeste interpretaron “Still D.R.E.” y “California Love” antes de que Dre pidiera un momento de silencio a la multitud. Entonces pronunció el diálogo de “Sixth Sense” (“Sexto sentido”) con el que inicia “Not Like Us” de Lamar: “Veo gente muerta”.

Una multitud de 17.000 personas, entre las que se encontraban The Weeknd, LeBron James, Ayo Edebiri y Rick Ross, rapeó cada palabra de la mordaz pero jubilosa producción de DJ Mustard, que Lamar reinició dos veces después de la primera estrofa y actuó cuatro veces en su totalidad.

Bailando, retozando y girando a su alrededor mientras Lamar caminaba por el escenario con una sudadera roja con capucha estaban las estrellas de la NBA Russell Westbrook y DeMar DeRozan, Mustard, el rapero Roddy Ricch y un grupo de baile adolescente liderado por el innovador Tommy the Clown.

Lamar se deleitó con el momento: “No van a dejar que nadie le falte el respeto a la Costa Oeste. No van a dejar que nadie imite a nuestras leyendas”, dijo, refiriéndose al uso de Drake de una herramienta de inteligencia artificial para imitar la voz de 2Pac en una de sus canciones de tiradera.

Pero Lamar tenía más cosas en mente, llamó a varios para que se unieran a él en el escenario para una foto grupal.

“Que el mundo vea esto”, dijo. “Que todos estemos juntos en este escenario, unidad, del lado este… LA, Crips, Bloods, Piru, esto… es especial, hombre… Juntos solo para ti”, dijo

“Esto… No tiene nada que ver con ninguna canción en este momento, no tiene nada que ver con ningún disco de ida y vuelta, tiene todo que ver con este momento de aquí”.

Lamar se despidió, diciendo: “Les prometo que esto no será lo último de nosotros”. Las trompetas de “Not Like Us” sonaron una vez más y la multitud rapeó la letra sin Lamar mientras avanzaban por los pasillos hacia el estacionamiento.