300.000 familias reciben ayuda para pagar funerales de víctimas del COVID

217
Fotografía de archivo del 21 de julio de 2020 de dolientes cargando un ataúd con el cuerpo de Lydia Núñez, quien fallecido de COVID-19, después de un funeral en la iglesia bautista Metropolitan, en Los Ángeles. (AP Foto/Marcio José Sánchez, Archivo)

WASHINGTON (AP) — El gobierno estadounidense ha desembolsado más de 2.000 millones de dólares para ayudar a más de 300.000 familias a pagar por los funerales de víctimas del coronavirus, anunció el martes la agencia a cargo del programa al tiempo que lanzó una campaña para concientizar a la población sobre la disponibilidad de esa asistencia.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), recordó que el gobierno está dispuesto a pagar hasta 9.000 dólares por funeral de toda persona fallecida de COVID-19 desde el 20 de enero de 2020. En promedio, los desembolsos han sido de unos 6.500 dólares, añadió la agencia.

Más de 965.000 personas han muerto en Estados Unidos a causa del virus.

El programa asistencial “ha dado a más de 300.000 personas una ayuda financiera en momentos de pérdidas tan agudas, inesperadas e inimaginables”, declaró en un comunicado la administradora de FEMA Deanne Criswell.

La agencia ha lanzado una campaña de concientización en California, Nueva York, Pensilvania y Texas, específicamente en zonas de altas tasas de mortalidad por COVID-19 pero con pocos pedidos de asistencia. También está contactando a grupos comunitarios y medios de comunicación para que ayuden a correr la voz.

“Nuestra campaña de concientización está diseñada para llegar a familias, especialmente las de comunidades desfavorecidas, donde el coste de un funeral puede ser una carga financiera”, expresó Criswell.

“Nuestro objetivo es ayudar a las familias a solicitar esa ayuda y a conseguir todos los documentos necesarios para impulsar los pedidos ya entregados”, añadió.

Para poder recibir la ayuda, la familia debe presentar una partida de defunción, fechada después del 16 de mayo de 2020, donde se indique que el COVID-19 fue la causa de muerte.

Para decesos ocurridos en los primeros meses de la pandemia —del 20 de enero al 16 de mayo de 2020— la partida de defunción debe tener anexa una declaración firmada de un médico forense o funcionario oficial diciendo que el COVID-19 fue la causa principal o causa contribuyente del deceso.

El programa de la FEMA cubre gastos como el funeral, la cremación, la inhumación, el féretro o la urna, la tumba o mausoleo, la lápida, el traslado del cuerpo, el oficiante y el uso del personal o de los equipos de la funeraria.

El programa fue aprobado inicialmente en los últimos días de la presidencia de Donald Trump, pero empezó a aceptar solicitudes después de que asumió el presidente Joe Biden. Inicialmente el programa contaba con 2.000 millones de dólares, pero esos fondos se agotaron en días recientes.