Apagarán temprano luces de la Torre Eiffel para ahorrar energía

170
Fuefos artidiciales iluminan la Torre Eiffel en París durante los festejos del Día de la Bastilla, 14 de julio de 2021. (AP Foto/Lewis Joly)

PARÍS (AP) — Las luces de la Torre Eiffel se apagarán más temprano de lo usual para ahorrar electricidad, anunció el martes la alcaldesa de París, en momentos en que la guerra de Rusia contra Ucrania agrava la crisis energética en toda Europa.

La alcaldesa Anne Hidalgo señaló que la Torre Eiffel será uno de varios monumentos de la capital francesa que apagarán sus luces más temprano en medio de temores de escasez y apagones en el invierno.

Las luces de la Torre Eiffel normalmente quedan encendidas hasta la 1 a.m., pero a partir del 23 de septiembre serán apagadas a las 11:45 p.m., cuando se vaya el último visitante, dijo Hidalgo. Otras localidades como la torre Saint-Jacques y la sede de la municipalidad, apagarán sus luces a las 10 p.m.

Rusia ha reducido sus envíos de gas natural a varios países europeos que apoyan a Ucrania, lo que ha hecho disparar los precios del gas y la electricidad. Ello ha agravado la inflación y ha suscitado temores de escasez para el invierno, lo que ha llevado a muchos países ha aplicar medidas de conservación y de alivio para negocios y particulares. Mientras algunas compañías europeas han reducido o suspendido la producción ante el aumento de los energéticos, la Unión Europea está analizando propuestas para aliviar la crisis.

“Este es un paso simbólico pero importante”, declaró Hidalgo, rechazando críticas de que las autoridades municipales podrían hacer más para reducir el consumo de energía en 10%, la meta fijada por el presidente Emmanuel Macron como parte de un plan para conservar energía.

Por razones de seguridad, seguirán prendidas toda la noche los faroles de todo París y en los puentes sobre el río Sena, añadió Hidalgo.

Para acoplarse al plan nacional, la alcaldesa dijo que le pedirá al gobierno ajustar las luces de los monumentos nacionales en París, como el Panteón y el Arco de Triunfo.

Las autoridades parisinas también desean conservar energía al postergar por un mes la fecha en que prenden la calefacción en los edificios públicos: en vez de mediados de octubre lo harán a mediados de noviembre. También planean bajar la temperatura en los edificios públicos en un grado, de 19 a 18 grados centígrados (66 a 64 grados Fahrenheit) en horario laboral, y a 16 grados centígrados en las noches y fines de semana.