Arranca la industria de apuestas deportivas en línea reguladas por el gobierno

294
Foto: Cybernews

La Comisión de Juegos de Puerto Rico concedió la primera licencia de operador de apuestas deportivas que permitirá la realización, por primera vez en la Isla de apuestas por medios electrónicos, anunció el miércoles, el director ejecutivo del organismo regulador, Orlando Rivera. 

Rivera informó que el recipiente de la licencia fue el Casino del Mar, del hotel La Concha Resort, en Condado. La licencia es de carácter temporal y se concedió en el marco de la celebración del Super Bowl este domingo.

“Otorgamos una licencia provisional a una empresa que ha cumplido con todos los requisitos de la Comisión con miras a utilizar un evento de carácter internacional como es el Super Bowl como punta de lanza de una industria novel en Puerto Rico”, declaró Rivera en comunicación escrita.

La Comisión de Juegos de Puerto Rico concedió la primera licencia de operador de apuestas deportivas que permitirá la realización, por primera vez en la Isla de apuestas por medios electrónicos, anunció el miércoles, el director ejecutivo del organismo regulador, Orlando Rivera.

El funcionario explicó que hasta la fecha el casino de referencia es el único establecimiento comercial que ha solicitado la licencia y cumplió con la entrega de toda la documentación requerida para obtener la autorización en ley para ser operador de apuestas en línea. Explicó que la entidad está en vías de recibir la licencia final.

Rivera destacó el alto potencial de desarrollo que tienen las apuestas en línea que ya se realizan en múltiples jurisdicciones de los Estados Unidos. El funcionario afirmó que los recaudos de la industria se estiman en 30 millones de dólares anuales, una vez se formalicen los operadores que se proyectan formarán parte de la industria. Estos podrían ser alrededor de diez en el transcurso del próximo año.

“Las apuestas deportivas representan un modelo novel de negocio para todos en la Isla.  Por un lado, constituirán una importante fuente de ingresos nuevos para el fisco y, por otro lado, proveerán un flujo económico para el comercio local. Este nuevo modelo de negocio tiene el potencial de crear empleos y espacios comerciales para el disfrute del público”, dijo Rivera.

El funcionario indicó que, como organismo regulador y fiscalizador, la Comisión de Juegos empleará los mecanismos a su disposición para orientar sobre la nueva modalidad de apuestas en Puerto Rico y desempeñar su función de supervisar que la implantación de las apuestas cumpla con todos los parámetros de la ley.

Rivera explicó que ya hay ligas que han presentado interés en estas apuestas. Estos son los casos de la Liga de Baloncesto Superior Nacional (BSN) y la Liga de Baseball Profesional. “Nuestras puertas están abiertas a orientar a todo el que interese incursionar en esta industria.  Sin embargo, no es parte de las funciones de la Comisión de Juegos, promover la participación de las ligas deportivas en la industria ni intervenir en las negociaciones entre estas y los operadores. Las determinaciones que tomen unos y otros y sus acuerdos son de carácter privado.

En cuanto a los jugadores, indicó que queda en manos de cada operador explicar a los jugadores sobre los modos de realizar las apuestas deportivas en sus establecimientos.  Cada operador tendrá a su cargo la orientación a los jugadores y el establecimiento de las reglas que regirán los juegos dentro del marco de la ley que las regula.

Como parte de la política del Gobierno y las reglamentaciones que rigen la industria, Rivera dijo que el Negociado de Apuestas Deportivas sufraga el Programa de Ayuda a Jugadores Compulsivos de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASMMCA). Esta última recibe una suma de 250,000 dólares de cada uno de los negociados. Entre las áreas atendidas por dicho programa figuran los casinos y la industria.