Arrendadores tendrían que notificar cancelación de contrato de alquiler a adultos mayores

193
Foto de archivo: Notiséis 360

La senadora del Partido Nuevo Progresista, Keren Riquelme, propuso que todo arrendador de propiedad residencial que tenga como inquilino un adulto mayor tendrá la obligación de notificar al Departamento de la Familia su intención de terminar la relación contractual con 90 días de antelación.

El mismo estatuto aplica si en vez del adulto mayor es dueño de una residencia y la casa hipotecaria que ostenta el título busca rescindir del mismo.

De igual manera, la Senadora adelantó que estará radicando legislación para evitar cualquier proceso de desahucio de los adultos mayores mientras rige una Orden Ejecutiva que declare estado de emergencia en Puerto Rico.

Los proyectos serán radicados en las próximas horas.

“Nuestros adultos mayores, esos hombres y mujeres que construyeron el Puerto Rico que hoy todos habitamos, merecen una buena calidad de vida en sus años de retiro. Sabemos que el mercado de propiedad, tanto de alquiler como hipotecario, fluctúa y tiene muchas variantes que los impacta, pero tenemos que ser insensible ante casos que desgarran la fibra humana. Estaremos sometiendo legislación para que todo arrendatario de residencia que por cualquier razón desee terminar un contrato de alquiler a una persona mayor de 65 años tenga que notificarlo al Departamento de la Familia”, señaló la Senadora por Acumulación.

De acuerdo con datos provistos por la entidad Ayuda Legal, en el 2021 unos 750 adultos mayores fueron desahuciados de sus hogares por no poder pagar su renta. En lo que va de este año, el número supera los 970.

La legislación que se presentará también ordena al Departamento de la Familia notificar del inicio del proceso de desahucio la Oficina del Procurador de Personas de Edad Avanzada.

“El norte es que el Departamento de la Familia tenga conocimiento de la situación tres meses antes de suceder para que, de este adulto mayor no tener alguna opción de vivienda, como junto a un familiar o amigo, entonces se realicen las gestiones pertinentes para encontrar una residencia. Lo que no puede pasar es que los saquen de sus hogares sin tener un techo. Eso sí que no”, añadió Riquelme.