Carlos Arroyo incursiona nuevamente en el reguetón junto a Zion y Lennox

1212

El exbaloncestista internacional puertorriqueño Carlos Arroyo lanzó este viernes, junto al dúo boricua de reguetón de Zion y Lennox, el sencillo “Baile Reggaeton”, que marca el regreso del deportista a la industria musical después de más de diez años de ausencia.

“Estoy bien contento con el lanzamiento de este sencillo. Tener la oportunidad de poder colaborar con dos grandes de la música, para mí es un gran honor”, expresó Arroyo en un comunicado de prensa.

“Llevamos tiempo trabajando en este proyecto y hoy me siento tranquilo de poder presentarle al público una producción de la cual me siento orgulloso”, agregó Arroyo, en un aparte durante la realización del vídeo.

El sencillo, compuesto por Arroyo y Christian Linares, invita a bailar y relata la historia de un chico que ve a una chica bailando y no puede resistir a invitarla a bailar con él, según se detalló en el comunicado.

“Baila conmigo, pegaíto así, pórtate mal” es parte de la letra que interpreta el exdeportista en su regreso oficial a la música.

“Baila Reggaeton” es el primer sencillo junto a su nuevo equipo de manejo, Duars Entertainment, y Rimas Music Entertainment.

En el año 2009 Arroyo trabajó una pequeña carrera musical, en la cual lanzó su sencillo “Se va conmigo”, en colaboración con el también reguetonero puertorriqueño Yomo, mientras que para el “remix” de este tema colaboró la veterana artista urbana boricua Ivy Queen.

Para ese mismo tiempo y bajo su propio sello disquero, Arroyo Hit Music, lanzó otros dos temas: “Oculto Secreto” y “Bailemos en la Luna”.

Aparte de la música, Arroyo se destacó en el baloncesto, tanto en la NBA como a nivel internacional.

Arroyo fue el quinto jugador boricua en jugar en la NBA, donde jugó con los Toronto Raptors, Denver Nuggets, Detroit Pistons, Boston Celtics, Orlando Magic y Miami Heat.

También tuvo una exitosa carrera en Israel, España y Turquía.

Como capitán del equipo de Puerto Rico, Arroyo fue abanderado en los Juegos Olímpicos Atenas 2004, donde la escuadra boricua derrotó por primera vez a una selección estadounidense llena de jugadores de NBA, con marcador de 92-73.