Coalición Científica exhorta al uso de mascarillas y vacunación ante repunte de COVID-19

218
Foto: VOCESpr.org - Facebook

La Coalición Científica de Puerto Rico nombrada por el gobernador Pedro Pierluisi, presentó el miércoles, recomendaciones antes la tasa de 27.4 por ciento de positividad de COVID-19 en Puerto Rico, con una tendencia a aumento de casos y con un promedio de más de 4,500 casos nuevos por día.

“Durante este repunte de la variante Ómicron, predominantemente atado al sublinaje  BA.2.12, hemos experimentado la curva de contagios más prolongada desde el  comienzo de la pandemia en Puerto Rico, 60 días sostenidos en aumento de casos”, expresó la doctora Kenira Thompson, copresidenta de este grupo de científicos en comunicación escrita.

La Coalición explica que las vacunas protegen contra la variante Ómicron, pero sus miembros enfatizan que las mutaciones en la variante Ómicron disminuyen la efectividad de estrategias biomédicas anteriores (como el uso de anticuerpos monoclonales) y requieren los refuerzos de la vacunación para la protección de infecciones.

“Luego de revisar la literatura y los datos, estamos convencidos de que, pese a este repunte, y en parte por medidas de salud pública y el énfasis en la vacunación con dosis de refuerzos, no hemos observado aumentos súbitos en fallecimientos. Sin embargo, es preocupante que se reporten 387 personas hospitalizadas, ya que esto excede el umbral de 300 hospitalizaciones, previamente establecido como punto para considerar retomar medidas restrictivas”, añadió la doctora Thompson.

Utilizando la definición del Centro para Control de Enfermedades (CDC) para transmisión a nivel de Comunidad, utilizando datos de hospitalizaciones y la incidencia por zonas geográficas (municipios), Puerto Rico está definido en el nivel moderado (color amarillo). Se han detectado el mayor número de casos e incidencia en ambientes escolares, lo cual refleja la importancia de retener el sistema integrado de vigilancia de las escuelas.

La Coalición Científica ha evaluado la literatura reciente al igual que las recomendaciones de los CDC en el contexto de los datos de Puerto Rico, las tasas de positividad, casos, hospitalizaciones, defunciones, el por ciento de población con dosis parcial o completa de vacunas y el patrón ascendente de tasa de positividad.

Al considerar todos esos indicadores, “recomendamos el uso de mascarillas en espacios cerrados que ofrecen servicio al público. En espacios abiertos, no se recomendará el uso de mascarillas con excepción a eventos multitudinarios”, explica Marcos López Casillas Ph.D, miembro de este grupo de científicos. Será opción de las personas el utilizar la mascarilla o no en espacios abiertos. El uso de mascarillas se recomienda bajo cualquiera de los tres niveles para Transporte Público tales como: Aeropuertos, Puertos Marítimos, Tren Urbano, Ómnibus (AMA), Guaguas (Pisicorre), Taxi, Carros Públicos y Uber. El uso de mascarillas debe continuar como requisito en las siguientes facilidades: facilidades de cuidado prolongado, facilidades de poblaciones que viven agrupados (facilidades correccionales, albergues) y facilidades de salud y de educación.

En eventos multitudinarios o lugares de más de 1,000 personas en espacios cerrados se recomienda evidencia de vacunación y uso de mascarillas. Para eventos en espacios abiertos, en caso de que no se pueda asegurar el distanciamiento físico entre núcleos familiares, se recomienda el uso de mascarillas durante el evento. Eventos al aire libre de más de 500 personas deben ser evaluados por el Departamento de Salud.

“En cuanto a las medidas de cuarentena y aislamiento entendemos debe permanecer la Guía de Investigación y Rastreo de Contactos para COVID-19 del Departamento de Salud o cualquiera de sus guías para vigilancias especializadas de COVID-19, las cuáles determinan el período de cuarentena,” añade López Casillas.  Establecer guías claras y concisas previo al comienzo de campamentos de verano para evitar que se propaguen los brotes durante este periodo, lo cual pudiera interrumpir el comienzo del próximo curso escolar en agosto.

Además, recomiendan reforzar la educación y el proceso de vacunación en las personas que deben recibir los refuerzos de las vacunas. La vacunación sigue siendo la estrategia para prevenir hospitalizaciones y mortalidad. Importante recalcar sobre periodos de contagio en personas con prueba positiva y la importancia de reportar las pruebas positivas caseras al Departamento de Salud para actualizar estadísticas, rastreo y vigilancia.

Los miembros de la Coalición Científica también enfatizan la importancia de readiestramiento a la comunidad médica sobre el proceso de recetas y/o administración de tratamientos antivirales y monoclonales disponibles, dentro de las ventanas de tiempo recomendadas y los grupos que su indicación les permite recibirlos.

“Es importante la diseminación en página web del Departamento de Salud (en tiempo real) de disponibilidad de tratamientos antivirales y monoclonales, para facilitar el acceso a los mismos y que la comunidad médica pueda dirigir a los pacientes a lugares donde esté el medicamente disponible”, explica la Dra. Carmen Zorrilla, miembro de esta Coalición.

Enfatizamos que la salud pública es una colaboración entre las agencias que tienen el deber ministerial de cuidar la salud de los puertorriqueños y los ciudadanos que residen en Puerto Rico. La salud pública debe continuar siendo la estrategia principal para hacerle frente al COVID, y requiere cooperación de todos los sectores sociales.

“Le resaltamos a la ciudadanía, y a la comunidad médica, el hecho de que existen estrategias biomédicas remediativas durante las infecciones, como lo son los tratamientos antivirales y monoclonales. Estos tratamientos salvan vidas, y se deben dar durante los primeros cinco días de la infección para que sean efectivos”, añadió la doctora Zorrilla.

La Coalición exhorta a cualquier paciente que pertenezca a los grupos vulnerables, que incluye pacientes adultos inmunocomprometidos, pacientes con cáncer o recuperándose de cáncer o pacientes con enfermedades crónicas como diabetes, asma, enfermedades cardiovasculares, etc., que esté positivo a COVID, que inmediatamente consulte con su médico sobre si cualifica para estos importantes tratamientos. La información sobre estos tratamientos, incluyendo los contactos para que los médicos puedan accederlos, puede encontrarse en: https://www.salud.gov.pr/CMS/220.

“Las recomendaciones de este grupo responden a la literatura científica y pueden cambiar de observarse cambios significativos en tasas de positividad y hospitalizaciones o de identificarse alguna variante de interés con riesgo alto de transmisibilidad. Es importante reconocer que la pandemia no ha terminado, y que no podemos olvidar la fragilidad del sistema de salud de Puerto Rico. El norte de todos los sectores siempre ha sido salvar vidas, por lo que es importante recalcar que de no ajustar la política pública a la realidad de nuestra isla respecto al COVID-19, existirán costos al sistema de salud y a la economía del país, debido al impacto de contagios frecuentes en empleomanía entre otras cosas,” finalizó la doctora Thompson.