Comienza la administración de pruebas de orientación vocacional dirigidos a la población correccional

1190

El secretario del Departamento de Corrección y Rehabilitación, Erik Y. Rolón Suárez, informó hoy el inicio de las pruebas de orientación vocacional dirigidas a la población correccional. Estas pruebas son una herramienta especializada y objetiva que le brinda a los miembros de la población correccional, sugerencias de carreras vocacionales u oficios de acuerdo con sus aspiraciones, aptitudes y gustos.

Explicó Rolón Suárez que la impartición de las pruebas forma parte de la iniciativa “Prisiones Escuelas”, siguiendo la política pública de rehabilitación encomendada por el gobernador Ricardo Rosselló, para proveer a los confinados un nuevo instrumento de trabajo para una incorporación efectiva en la libre comunidad.

Resaltó el titular de la agencia que las pruebas se otorgarán también a confinados a poco tiempo de cumplir su sentencia, bajo el objetivo de que tras recibir una certificación, puedan ampliar sus oportunidades de empleo y demostrar a los patronos en la libre comunidad un conocimiento especializado.

El secretario del Departamento de Corrección y Rehabilitación, Erik Y. Rolón Suárez, informó hoy el inicio de las pruebas de orientación vocacional dirigidas a la población correccional. Estas pruebas son una herramienta especializada y objetiva que le brinda a los miembros de la población correccional, sugerencias de carreras vocacionales u oficios de acuerdo con sus aspiraciones, aptitudes y gustos.

Informó el Secretario que esta prueba es una de mucha utilidad, sobre todo para aquellos confinados que no tienen claro el área vocacional qué prefieren estudiar o en algunos casos, para los que buscan reafirmar sus intereses vocacionales. Cuando el confinado conoce los resultados de las pruebas de orientación, le sirve de guía efectiva para determinar cuál carrera vocacional puede desempeñarse una vez llegue a la libre comunidad.

“Estas pruebas de orientación vocacional son la herramienta ideal para todo

miembro de la población correccional, que abre la puerta a oportunidades que nunca se habían otorgado desde el DCR y que buscan reducir las posibilidades de que los confinados reincidan en delitos, al ofrecerle alternativas reales de desarrollo personal fuera de las Instituciones”, destacó Rolón Suárez.

El Departamento de Corrección y Rehabilitación custodia 9036 confinados en las 29 Instituciones Correccionales en Puerto Rico.