Comisionada residente participa de presentación en Casa Blanca de políticas a favor de pacientes VIH

185

La comisionada residente y copresidenta del Caucus del VIH/SIDA del Congreso, Jenniffer González Colón, participó el miércoles, en la Casa Blanca durante la presentación de medidas a favor de los pacientes del VIH/ SIDA que coinciden con iniciativas para ser más accesible los servicios a esta población. La comisionada junto a su colega Barbara Lee, ambas copresidentas del Caucus de VIH/SIDA, presentaron en el marco de la conmemoración del Día Mundial del SIDA, la Ley para Revocar la Discriminación por el VIH del 2022. Las congresistas discutieron con el presidente Joseph Biden esta y otras iniciativas del Caucus.

“A 40 años de los primeros casos reportados de SIDA y en el marco de la conmemoración del trigésimo tercer Día Mundial del SIDA reafirmo mi compromiso con luchar por una mejor calidad de vida para esta población, apoyando a familiares y pacientes, así como continuar trabajando en la elaboración de políticas y programas de sentido común para mejorar la investigación y el tratamiento y poner fin a la epidemia del VIH. La Ley para Revocar la Discriminación por el VIH del 2022, que como copresidenta del Caucus del VIH/SIDA del Congreso presenté junto a mis colegas, busca concientizar y erradicar el discrimen contra las personas que viven con el VIH. Esta es una misión que me preocupa profundamente, ya que, en mi distrito, dos personas se infectan con el VIH todos los días”, dijo González-Colón en declaraciones escritas.

La comisionada residente también conversó con el presidente Biden, quien la reconoció durante la actividad, sobre la importancia de las disposiciones para Puerto Rico contenidas en la resolución continua, Build Back Better, como la inclusión de la isla en el programa del Seguro Social Suplementario (SSI) por el que ha abogado la comisionada ante el Congreso, la Administración y la Rama Judicial.

El tema del trigésimo tercer Día Mundial del SIDA es “Poner fin a la epidemia del VIH: acceso equitativo, la voz de todos”, que resalta la necesidad de atender las desigualdades en la salud y garantizar que las voces de las personas con VIH sean fundamentales en el trabajo para poner fin a la epidemia del VIH de cara al 2030.

En la actualidad, 38 millones de personas en todo el mundo viven con el VIH, 12.6 millones de ellos no han recibido tratamiento y hay casi 40,000 nuevos diagnósticos cada año. Además, así como la pandemia de COVID-19 ha expuesto graves disparidades en la salud, la epidemia del VIH y el SIDA afecta de manera desproporcionada a las comunidades de color y LGBTQI +

“En el Día Mundial del SIDA, recordamos a aquellos que han perdido su lucha contra esta enfermedad, a sus familias y seres queridos, y a los millones más que continúan viviendo y luchando contra ella”, dijo la congresista Lee. “Este es el momento en que todos debemos promulgar la voluntad política y moral de brindar atención y servicios equitativos para la comunidad LGBTQI +, las trabajadoras sexuales, las minorías raciales y étnicas, las mujeres y niñas. Solo acabaremos con el SIDA si atendemos las profundas disparidades en el acceso a la atención sexual y reproductiva, los servicios de VIH que salvan vidas y la educación”, añadió Lee.

La ley para revocar la discriminación por VIH de 2022 trabajaría para modernizar las leyes y políticas para eliminar el discrimen contra las personas que viven con el VIH o SIDA. Todavía hay estados y territorios con estatutos basados en creencias obsoletas sobre la transmisión del VIH.

Las congresistas Lee y González Colón también presentaron en el mes de noviembre el H.Res. 813, la Resolución del Día Mundial del SIDA, que también fue presentada en el Senado por los senadores Cory Booker (D-NJ) y Dan Sullivan (R-AK).

Además, en el mes de junio las congresistas presentaron el H.Res. 461, Conmemoración del 40 aniversario de la epidemia del VIH / SIDA, para reconocer los esfuerzos y logros en la lucha contra el VIH / SIDA y motivar a que todos los países tomen medidas rápidas y el compromiso continuo de los Estados Unidos de invertir en proyectos nacionales, bilaterales, multilaterales y privados; además de esfuerzos con el sector privado para garantizar que se pueda lograr una generación libre de SIDA.