Comparece el Departamento de Corrección ante el Comité de Transición

739

La exitosa implantación de los protocolos de COVID-19 en el sistema carcelario, el comienzo de la instalación de las cámaras de video vigilancia en las instituciones correccionales, las mejoras capitales realizadas a las estructuras del sistema correccional, la integración de dos academias de oficiales correccionales y de servicios juveniles, y la acreditación del “National Commission on Correctional Health Care”, son parte de los logros que el Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR) presentó hoy ante los miembros del Comité de transición del gobernador electo, Pedro R. Pierluisi.

El secretario de Corrección y Rehabilitación, Eduardo J. Rivera Juanatey, afirmó que el manejo proactivo de la crisis sanitaria producida por la pandemia, a través de la implantación de los varios Protocolos establecidos para el manejo del COVID 19, le ha permitido a la agencia evitar que el virus se propague a la población penal, contrario a lo que ha ocurrido en jurisdicciones de Estados Unidos y otros lugares del mundo.   Este explicó que, mediante el cotejo de pruebas a toda la población sentenciada y la instalación de un centro de ingreso único, se ha podido identificar los pacientes sumariados contaminados con COVID-19 y brindarles atenciones médicas con separación o aislamientos.  Como parte del protocolo, se instauró un cotejo de todos los empleados a cargo del Programa de Salud Correccional, en cada institución, en cada turno de trabajo y las 24 horas de cada día.

“El éxito obtenido mediante la implantación del Protocolo para COVID-19, ha sido reconocido por entidades a nivel local y nacional, entre ellos, el Departamento de Salud y el Center for Disease Control of National Institute of Health (CDC). Este último redactó una publicación científica, reconociendo la labor desplegada en las cárceles de Puerto Rico y recomendando nuestros protocolos a todas las prisiones de Estados Unidos como ejemplo a seguir en la prevención de Covid-19 en el entorno correccional. La “National Commission on Correctional Health Care” (NCCHC) acreditó diversas facilidades del sistema correccional, lo que corrobora que la prestación de servicios es acorde con los parámetros de calidad exigidos a nivel nacional.

Rivera Juanatey señaló que para reforzar la seguridad y cumplir con los acuerdos establecidos en los foros federales, habilitamos las facilidades de la Academia Ramos y Morales y realizamos cuatro academias. Con éstas, logramos sumar 484 nuevos oficiales para la población adulta y 62 para servicios juveniles. Con estos nombramientos se cumple con las estipulaciones en las acciones civiles ante el foro federal en cuanto a la asignación de puestos, ofrecimiento de servicios y mejorar la administración del recurso de seguridad en las instituciones en los adultos y la Acción Civil 94-2080 (CCC) en los juveniles. Además, reduce los dobles turnos, el pago de horas extras y representa ahorros para la agencia.

El secretario reveló que, en el 2017, solo se había reclutado el 85% del personal para el Programa Educativo de instituciones juveniles e incluso, solo contaban con un maestro de educación Especial para cada institución, un trabajador social escolar y un consejero y no existía recurso de tutorías para la materia de ciencias. A estos efectos, la agencia alcanzó a reclutar el 100% del personal necesario para el funcionamiento del programa. Para incentivar la experiencia laboral entre los jóvenes transgresores y su proceso de readaptación a la sociedad, el DCR estableció, por primera vez, una Cooperativa Juvenil Escolar. Además, entabló un acuerdo colaborativo con el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio, mediante el cual se implantaron los programas Juveempleo y Mini Empresas.

La pandemia ha cambiado la manera en que todo el mundo labora. El DCR no fue la excepción y se adaptó a esta nueva realidad. Como parte de esta, se implantaron las vistas judiciales por video conferencia. Mediante un acuerdo con la Administración de Tribunales y el Departamento de Justicia, implementamos a gran escala, la instalación de la infraestructura y los servicios de 71 sistemas de videoconferencias para la celebración de las vistas judiciales en distintas instituciones correccionales de adultos y menores.   Desde el comienzo de la pandemia, el 90% de las vistas (Vistas Preliminares, Habeas Corpus, Vistas de Rebaja de Fianza, entre otras) se ven por videoconferencia, con la excepción de los juicios en su fondo. Este es el único proceso en que los confinados tienen que estar de manera presencial en las salas de los tribunales.

La agencia realizó una serie de inversiones considerables en equipos e infraestructura. “Se asignaron 22 vanes nuevas a la flota de la Unidad de Ruta y Escolta y reasignamos 8 adicionales en buen estado a las instituciones que realizan movimientos internos. Se adquirieron 172 radios de comunicación, 16 radios de comunicaciones con interoperabilidad y se reparó el sistema troncal que permite la comunicación en todos los complejos. Durante el año fiscal 2019-2020 el DCR invirtió aproximadamente $18,163,394.45 en mejoras capitales y de infraestructura en las instituciones de adultos y juveniles. Algunos de los trabajos realizados fueron: sellado de techos, instalación de 211 aires acondicionados en 13 instituciones, y el reemplazo y/o reparación de verjas de seguridad. La mayoría de estas fueron afectadas por el paso del huracán María. Además, se pintaron las instituciones correccionales, se instalaron nuevos generadores eléctricos y se reemplazaron e instalaron los sistemas carcelarios (portones de las celdas) para garantizar la seguridad dentro de las instituciones. Con ello, se protege tanto al confinado como a la población civil y se garantiza que se puedan habilitar una mayor cantidad de celdas”, informó el secretario.

Con el fin de incentivar la rehabilitación de la población, Rivera Juanatey enmendó el Reglamento de Normas y Procedimiento sobre Nuevas Oportunidades de Rehabilitación y Tratamiento. Este comprende varias disciplinas, tales como Teatro Correccional, Agrupaciones Musicales y Alto Rendimiento. Algunos de estos han sido afectados por la pandemia, por lo que algunos se modificaron para continuar ofreciéndose de manera virtual, mientras que otros han sido pospuestos o sustituidos por otras modalidades en línea.

A raíz de la pandemia, el área educativa estableció el proyecto de “Adiestramiento, Alineación e Inserción al Mundo Laboral”. Como parte de este, 1,370 confinados en varias instituciones correccionales fueron adiestrados en electricidad y plomería básica. El curso también incluyó desarrollo profesional a través de resume y simulación de entrevistas. Mientras, que a través del curso “Construir para ganar”, 300 confinados se beneficiaron de carpintería y construcción básica en cemento y madera, seguridad y lectura de planos.  Ambos cursos se ofrecieron en la modalidad virtual en medio de la pandemia.

A estos se sumará próximamente el proyecto Puerta Ancha, que proveerá cursos de interacción digitalizada, con el concepto de AUTO-EDUCACIÓN. Este persigue encaminar al confinado a su integración al mundo laboral o a emprender su propio negocio. Mediante video clases, los confinados estudian instalación o reparación de energía renovable u otros servicios de instalación, Data Analítica digital, Creación de contenido Digital, Podcast y Youtuber de contenido práctico. Además, serán adiestrados como Asistente/Empleado de construcción y reconstrucción de cara a la ola de reconstrucción de Puerto Rico, Producción en Medios, Eventos y Bellas Artes y servicios, desarrollo y creación de productos, basado en sus preferencias y conocimientos.

El secretario del DCR, aclaró, que a pesar de que el presupuesto para el componente de salud tuvo una reducción de $10 millones, lo que impactó a 172empleados de cuidado directo y servicios de apoyo, se logró realizar la contratación bajo los mismos términos fiscales del 100% del personal que ofrecía servicios de salud. De este modo, se garantizó la continuidad de los servicios de salud a la población confinada. “Luego de grandes esfuerzos, en abril, logramos que la Junta de Supervisión Fiscal aprobara el presupuesto de acuerdo con lo solicitado, garantizando la continuidad y calidad del cuidado requerido por la población correccional”, aseguró el funcionario.

Este indicó, además, que la agencia atemperó la plantilla de oficiales por institución, conocida como el Roster Maestro, así como el análisis de personal (“Staffing Analysis”). Con esto, se mejoró el proceso de rotación y se eliminó la acumulación de tiempo extra por parte de los oficiales, maximizando los recursos del personal y disminuyendo los turnos dobles. Por consiguiente, el pago de tiempo extra se redujo.

“Promovimos una reducción dramática de empleados en destaques, unidades especializadas y programas, lo que permitió la asignación de estos empleados a las instituciones correccionales para cumplir con los servicios ofrecidos a los confinados, evitando las cancelaciones de estos por falta de la oficialidad”, dijo Rivera Juanatey.

Según este, al inicio de sus funciones, las estadísticas de muertes en las instituciones se habían estado elevando. A raíz de ello, el funcionario comenzó a reforzar la seguridad en las instituciones y se comenzaron a realizar registros masivos tanto en las entradas de los complejos correccionales, como en el interior de las instituciones, junto a las agencias federales de ley y orden. Asimismo, adquirió 17 nuevos canes de detección de sustancias controladas, armas y celulares, para disminuir el contrabando en el sistema correccional. A su vez, creó un proyecto novel de administración del medicamento Narcan con el apoyo de la ASMCAA. Se adiestraron oficiales y personal del área médica para aplicarle el medicamento a confinados que sufren un evento de sobredosis de sustancias controladas.

Presentación del Departamento de Corrección y Rehabilitación