Confiados en que la Cámara aprobará proyecto para crear nueva Ley de Armas

1536
Exige que desistan de cobrarles un comprobante de $200 para tramitar licencia de armas a personas con impedimentos. (Foto de archivo)

Ariel Torres Meléndez, presidente de la Corporación para la Defensa del Poseedor de Licencia de Armas de Puerto Rico (CODEPOLA), respaldó hoy la enmienda que consolida los permisos actuales en una “licencia única” que autoriza la posesión, portación, transportación de armas de fuego y el tiro al blanco; y dijo estar confiado en que el PS1050 será aprobado esta semana en la Cámara de Representantes.

“Estuvimos deponiendo en las vistas públicas que realizó la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Representantes, donde participamos todos los sectores, y por lo que ha dicho su presidente Félix Lassalle Toro, se corrigieron fallas y varios ‘entuertos’ que aparecen en la Ley 404-2000 vigente. Ahora no existen tropiezos y estamos seguros de que los Representantes votarán a favor de la medida y la “bola” quedará en la cancha del gobernador Ricardo Rosselló”, indicó Torres Meléndez.

A su vez, se expresó a favor de reducir a $250.00 el costo para la obtención de la licencia y respaldó el establecimiento de un término no mayor a 60 días para que el Negociado de la Policía pueda expedir o denegar la licencia de portación de armas, luego de completada la verificación del expediente negativo de antecedentes penales (NCIC, FBI, NICIS) y los archivos del Registro Criminal Integrado (RCI) del Departamento de Justicia. Ahora, de no completar la investigación, la Policía tendrá que emitir una licencia provisional y completar el proceso en los próximos 60 días.

El presidente de CODEPOLA resumió que “la ciudadanía ganó el primer round” en el Senado de Puerto Rico, gracias al trabajo realizado por la Comisión de Seguridad que preside el senador Henry Newmann. “Ahora, no podemos bajar la guardia. Falta ganar el segundo round esta semana en la Cámara de Representantes y hacer historia con la firma del Gobernador, que sabemos está muy pendiente de que se haga una ley justa, que no flexibilice el uso indiscriminado de armas, pero permita a la ciudadanía defender su vida y propiedad de forma menos onerosa, respetando su derecho a tener armas”.

Algunos de los cambios más significativos incluyen la eliminación de la figura del tribunal y el requisito de la declaración jurada de tres personas para el permiso de portación de armas, el pago de un sello federativo y la afiliación compulsoria a un Club de Tiro. Asimismo, no será requisito poseer arma de fuego para obtener licencia de armas o permiso de portación. Cualquier transacción de armas será realizada en una armería y en las instalaciones del Negociado de la Policía de Puerto Rico.

“Otro aspecto importante es que los individuos podrán ir sin licencia a practicar dentro de un club de tiro y alquilar armas para esos fines, lo que permitirá a las personas perder el miedo a las armas y estar mejor entrenados para defender su vida”, recordó. Inclusive, se establece como requisito previo para solicitar o renovar una licencia el adiestrarse sobre el uso y manejo de armas en un curso -certificado por la Policía, a un costo estimado de $50.00.

Torres Meléndez destacó que, por años, CODEPOLA ha defendido junto a diversos grupos la Segunda Enmienda de la Constitución, el derecho fundamental, de carácter individual a proteger la vida. “Por fin el PS1050 va camino a votación en la Cámara Baja, un proyecto de ley que se atempera a las decisiones del Tribunal Supremo de los Estados Unidos y a la realidad que estamos viviendo en Puerto Rico”, concluyó.

La Corporación para la Defensa del Poseedor de Licencias de Armas de Puerto Rico (CODEPOLA) se dedica a defender al ciudadano que legítimamente tiene licencia de armas el derecho lo ven como un privilegio y se hizo necesario tener un servicio legal con los abogados especializados en la Ley de Armas de Puerto Rico (Ley #404) o cualquier ley prospectiva que se relacione con la tenencia legítima de armas de fuego en el país.