Congresistas buscan hacer permanente la cubierta del impuesto al ron a Puerto Rico y las Islas Vírgenes

380
Foto de archivo

El senador Bob Menéndez (D-N.J.), la comisionada residente Jenniffer González Colón (R-P.R.), el senador Bill Cassidy (R-La.) y la delegada Stacey Plaskett (D-V.I.) reintrodujeron hoy legislación bicameral y bipartita para modificar la cantidad de dinero transferida a Puerto Rico y las Islas Vírgenes de los Estados Unidos., conocida como ‘rum cover over’, de los impuestos especiales recaudados sobre el ron que se produce o importa al resto de los Estados Unidos desde los dos territorios.

“El “rum cover over” es una herramienta fundamental para promover el desarrollo económico y crear empleos bien remunerados en Puerto Rico y las Islas Vírgenes”, dijo el senador Menéndez. “Nuestra legislación bipartidista y bicameral eliminaría la limitación de los fondos devueltos a Puerto Rico y las Islas Vírgenes por la producción y el transporte de ron a los Estados Unidos continentales, asegurando que estos dos territorios se beneficien plenamente de los impuestos sobre el ron que se vende en los Estados Unidos continentales. Este proyecto de ley también garantizaría que una parte de los fondos cubiertos a Puerto Rico serán transferidos al Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico para apoyar los esfuerzos de sostenibilidad y conservación de la isla”.

“Nuestra industria del ron en Puerto Rico tiene un gran impacto económico, más del 70% del ron que se consume aquí en los Estados Unidos, y el 80% del ron que se consume alrededor del mundo se hace en Puerto Rico. Anualmente, recibimos más de $330 millones de la cobertura del impuesto especial al ron, que ha sido vital para respaldar servicios críticos, que incluyen atención médica, educación y seguridad pública, y para financiar iniciativas ambientales y de conservación. Este aumento es vital para abordar la incertidumbre que han experimentado tanto Puerto Rico como las Islas Vírgenes, incluidos los llamados abismos fiscales en varias instancias, y garantizar que los recursos continúen llegando a nuestra comunidad”, dijo la comisionada residente González Colón, cofundadora y copresidenta del Congressional Rum Caucus.

“El “rum cover over” ha sido durante mucho tiempo un financiamiento crítico para Puerto Rico y las Islas Vírgenes, pero continúa enfrentando abismos de financiamiento que crean incertidumbre y ponen en peligro la inversión”, dijo el Dr. Cassidy. “Así como Luisiana usa el reparto de ingresos de energía en alta mar para restaurar nuestras costas, estos territorios usan estos ingresos para reinvertir en sus comunidades”.

“Esta es una medida para solucionar el dilatado abismo fiscal relacionado con la devolución de los impuestos especiales federales sobre la producción de licores destilados en los territorios: la “rum cover over”. La cubierta ha sido parte de la relación fiscal fundamental entre los Estados Unidos y sus territorios desde hace más de un siglo”, dijo la delegada Plaskett. “Este proyecto de ley derogaría el límite que se ha impuesto al programa desde 1984. Eso ayudaría a proporcionar servicios públicos esenciales y fomentar la producción y el empleo en las islas a medida que nos recuperamos de la pandemia y la recesión económica. Estos ingresos son una fuente importante de empleos bien remunerados en nuestras islas de los Estados Unidos. Para continuar apoyando esta parte vital de nuestras economías locales, me complace ser coautora de esta legislación para la permanencia del “rum cover over” con mi colega, la representante Jenniffer González Colón”.

Según la ley actual, las recaudaciones de impuestos especiales sobre el ron importado se transfieren a Puerto Rico y las Islas Vírgenes a una tasa de $13.25 por galón de prueba; los $10.50 por galón de prueba ya son permanentes por ley, los $2.75 restantes por galón de prueba requieren una reautorización periódica por parte del Congreso.

Esta legislación enmendaría la Sección 7652 del Código de Rentas Internas de 1986, haciendo $13.25 por galón de prueba el monto cubierto por la ley, eliminando la necesidad de una acción del Congreso y mejorando el crecimiento económico sostenible a largo plazo en los dos territorios de Estados Unidos.

Este esfuerzo también agregaría una nueva disposición que requeriría que una parte de los fondos transferidos a Puerto Rico se destinen al Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico. Esta organización privada sin fines de lucro se ocupa de la conservación de áreas naturales en la isla, incluso a través de esfuerzos agrícolas sustentables, proyectos que promueven la reforestación y restauración del hábitat natural de Puerto Rico y el desarrollo de programas educativos que fomentan la protección de áreas naturales en la isla.