CST inicia impacto educativo para evitar tragedias por conductores ebrios

171

Con la frase “Guiar Borracho es un crimen, serás arrestado” y ante el comienzo de la Navidad, el director ejecutivo de la Comisión para la Seguridad en el Tránsito (CST), Luis Rodríguez Díaz, anunció hoy que esta agencia de gobierno estará realizando impactos educativos en toda la Isla para concienciar a conductores sobre las consecuencias de guiar en estado de embriaguez.

Los impactos, que se extenderán hasta mediados de enero, comenzaron hoy en Carolina, Loíza, Canóvanas, Río Grande, Luquillo, Ceiba y Fajardo. A la frase de campaña también se le añadió el lema “Si vas a beber, #PasaLaLlave”.

“Nuestra misión es una clara, salvar vidas en la carretera, por lo que buscamos maneras distintas, dinámicas y efectivas de llevar una voz de alerta sobre las consecuencias de guiar borracho. Nuestra meta con la campaña ‘Piensa en las Consecuencias’ es crear conciencia en la ciudadanía para evitar tragedias que manchen la época festiva de alguna familia puertorriqueña”, compartió Rodríguez Díaz.

Con relación a los accidentes que han sido provocados por conductores que van manejando en contra del tránsito el funcionario señaló que en este año se han reportado siete casos.

“De los siete tres se reportaron en el mes de noviembre, razón por la que ha tenido mucha relevancia.  Se hicieron planes de trabajo con la Policía de PR, municipales y CST para hacer más intenso en como nosotros llevamos nuestros mensajes, yo creo que hemos logrado el objetivo.  Todos estos casos están relacionados a embriaguez, por eso se intensificó las intervenciones de la Policía.  La CST destina dinero para el pago de horas extras para que la Policía se mantenga haciendo intervenciones con el fin de identificar conductores ebrios”, agregó.

De otra parte, indicó que durante la semana de Acción de Gracias la Policía realizó alrededor de 90 arrestos a conductores ebrios de acuerdo a los números que han recibido al momento.

“Esto lo que indica es que hay presencia policíaca en las calles y es un disuasivo para el conductor que trate de manejar en estado de embriaguez”, recalcó.

Durante la semana de Acción de Gracias la CST pagó en horas extras sobre cien mil dólares, para la próxima campaña que inicia el 21 diciembre aumentará la cantidad en unos doscientos mil dólares aproximadamente.

Las estadísticas revelan que en el año 2020 hubo un total de 242 fatalidades de las cuales 77 fueron por conductores borrachos. En el 2021 se reportaron un total de 337 fatalidades de las cuales 88 fueron causadas por la misma razón. Los datos oficiales del 2022 se continúan trabajando y en etapa de investigación oficial.

Por su parte, el director ejecutivo de la Administración de Compensaciones por Accidentes de Automóviles (ACAA) Noé Marcano Rivera, señaló que “guiar borracho además de ser un delito, es una de las exclusiones de la ACAA. Si tienes un accidente de tránsito y en la prueba toxicológica el porciento de alcohol en la sangre es mayor a lo permitido por ley, la Corporación podrá realizar un recobro por los servicios médico-hospitalarios recibidos y se expone a que se incluya un gravamen sobre el vehículo y la licencia de conducir. Queremos que toda persona que salga a disfrutar y a compartir en familia durante esta época festiva regrese a su destino sin incidentes que lamentar, si vas a beber pasa la llave”.

Por su parte, el administrador de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA), Carlos Rodríguez Mateo, destacó la importancia de este esfuerzo de educación en las calles como una estrategia de prevención y tratamiento.

“El consumo de alcohol es una conducta aprendida culturalmente y una práctica social común en la celebración de la Navidad, sin embargo, cuando se hace sin control y cuando se llega a la adicción es destructivo para el ser humano, su familia y la sociedad en general. A través de los profesionales de la conducta humana de ASSMCA, nos unimos a este extraordinario esfuerzo de la CST para llevar el mensaje de prevención, moderación y control para evitar muertes en las calles en esta época, pero además enfocados en que aquellas personas que ya tienen una adicción al consumo de bebidas embriagantes encuentren en ASSMCA la ayuda que necesitan por medio de los programas con los que contamos para su rehabilitación”, expresó el administrador Rodríguez Mateo.

Durante los meses de diciembre y enero los Programas Comunitarios de la CST estarán realizando una serie de impactos educativos alrededor de toda la Isla, destacándose el 15 de diciembre en la región de Guayama, el 16 en la región Central, el 19 en la región Sur, el 21 en región Norte y el 29 en la región Oeste.  En enero estarán el 4 en la región Noroeste, el 10 en Guaynabo y el 12 en Cataño.

A la fecha se han registrado 243 fatalidades en las carreteras, 69 menos en comparación con el mismo periodo el año pasado.

El comisionado del Negociado de la Policía, Antonio López Figueroa, sostuvo que “conducir en estado de embriaguez puede convertir una noche de fiesta en una pesadilla para toda la vida. Se puede disfrutar sin alcohol o consumiéndolo de manera moderada. No vale la pena poner en riesgo tu libertad, la vida de otros y el sufrimiento de tu familia por un par de tragos. Los agentes de la división de Patrulla de Carreteras estarán en la calle ejecutando el plan de seguridad que hemos establecido para la temporada navideña. Sin embargo, el prevenir accidentes es una responsabilidad individual, en la que los amigos, familiares e incluso los dueños de negocios, tienen el deber de aportar.

Según establece la Ley, si eres mayor de 21 años, el porcentaje máximo de alcohol en la sangre es de .08%. En el caso de los jóvenes entre las edades de 18 a 20 años, conductores de vehículos pesados, oficiales o motoras, el porcentaje máximo de alcohol en la sangre permitido por ley es de .02%.

“Lograr un Puerto Rico vialmente responsable es un esfuerzo colectivo en el que cada uno de nosotros juega un papel protagónico. El guiar borracho no solo coloca en riesgo la vida del conductor y los pasajeros, sino la de todos los usuarios de las vías públicas. Pasar la llave, identificar un conductor designado o utilizar un método de transporte alterno son algunos de los mecanismos que pueden ponerse en práctica para llegar seguros de vuelta a los destinos” finalizó Rodríguez Díaz.