Cuatro años de prisión a hombre que se apropió de $250,000 mediante fraude a EVERTEC

555
Money in wallet. Foto: https://es.vecteezy.com/

El juez Alberto Pérez Ocasio, del Tribunal de Primera Instancia de San Juan, sentenció el lunes a José Luis Figueroa Ríos a cumplir cuatro años de prisión por defraudar y apropiarse ilegalmente de 250,000 dólares pertenecientes a la compañía Evertec, Inc.

Figueroa Ríos renunció a la vista preliminar y se declaró culpable el 19 de octubre del año pasado, tras la radicación de cargos criminales por parte del fiscal de la División de Delitos Económicos del Departamento de Justicia (DDE), Obdulio Meléndez Torra. Los delitos fueron reclasificados a la modalidad de tentativa, conforme a un acuerdo alcanzado con el Ministerio Público.

“La División de Delitos Económicos del Departamento de Justicia se mantiene muy activa investigando estos esquemas fraudulentos que provocan grandes pérdidas y afectan la confianza en las transacciones económicas en nuestra isla. La tecnología ha traído nuevas modalidades y conductas delictivas, pero nuestro equipo de fiscales está listo para detectarlas y procesarlas”, manifestó director de la DDE, el fiscal Rodney Ríos Medina en declaraciones escritas.

Según la investigación, para finales del mes de julio de 2020, Figueroa Ríos abrió una cuenta en el Banco Popular de Puerto Rico y, posteriormente, solicitó a Evertec una máquina para procesar pagos con tarjetas de débito y crédito en su negocio JF Delivery 247. Sin embargo, elaboró un esquema fraudulento mediante el cual, sin haber hecho venta alguna, realizó 41 rembolsos a sus tarjetas por la suma de 250,000 dólares. Además, intentó reembolsar sobre 60,000 dólares a una tarjeta a su nombre en una cooperativa y más de 189,000 dólares a otra tarjeta de Discover a su nombre. Estas últimas transacciones fueron detenidas a tiempo.

Según informó el Departamento de Justicia, Evertec pudo recobrar gran parte del dinero gastado por el convicto a base de los reembolsos. No obstante, quedó sin recuperar la suma de 35,000 dólares.

El caso fue investigado por la División de Delitos Económicos del Departamento de Justicia junto a la División de Robos a Bancos del Negociado de la Policía de Puerto Rico