Departamento de Justicia federal demanda a Ticketmaster y Live Nation

179
Boletos y cupones de Ticketmaster en una taquilla en San José, California, el 11 de mayo de 2009. (AP Photo/Paul Sakuma)

WASHINGTON (AP) — El Departamento de Justicia de Estados Unidos demandó el jueves a Ticketmaster y su empresa matriz Live Nation Entertainment, acusándolas de operar un monopolio ilegal en los eventos en vivo en Estados Unidos que inhibe la competencia e infla los precios para los boletos de eventos.

La demanda fue presentada en una corte federal de Manhattan por 30 fiscales generales de varios estados y distritos. Busca disolver el monopolio que, según la denuncia, está asfixiando a promotores más pequeños, perjudicando a los artistas y ahogando a los fans con interminables cargos.

“Es hora de que fans y artistas dejen de pagar el precio del monopolio de Live Nation”, dijo el jueves el secretario de Justicia Merrick Garland. “Es hora de restablecer la competencia y la innovación en la industria del entretenimiento. Es hora de disolver a Live Nation-Ticketmaster. El pueblo estadounidense está listo para ello”.

El Departamento de Justicia acusa a Live Nation de una serie de prácticas, que incluyen amenazas y represalias que, según Garland, han permitido que el gigante del entretenimiento “sofoque a la competencia” al controlar prácticamente todos los aspectos de la industria, desde la promoción de conciertos hasta la venta de boletos. El impacto en los consumidores es visto como “una lista interminable de cargos para los fans”, dijo el secretario de Justicia.

“La música en vivo no debe estar disponible solo para quienes puedan darse el lujo de pagar los cargos de Ticketmaster”, dijo el subsecretario de Justicia Jonathan Kanter, de la División Antimonopolio del Departamento de Justicia. “Hoy estamos aquí para luchar por la competencia, de manera que podamos reabrir las puertas de la industria de la música en vivo para todos”.

Desde hace años, Live Nation ha negado que viole las leyes antimonopolio y dijo el jueves que la demanda “no resolverá los problemas que les importan a los fans en relación con los precios de los boletos, cargos por servicios y acceso a los espectáculos de alta demanda”.

“Calificar a Ticketmaster como un monopolio puede ser una buena estrategia de relaciones públicas a corto plazo para el Departamento de Justicia, pero perderá en el tribunal porque no tiene en cuenta la economía básica del entretenimiento en vivo”, añadió Live Nation y señaló que la mayor parte de los cargos por servicios van a los centros de espectáculos y que la competencia exterior ha “perjudicado constantemente” la cuota de mercado de Ticketmaster. La empresa dijo que se defenderá “contra estas acusaciones infundadas” e impulsará otras reformas.

El Departamento de Justicia dijo que las prácticas anticompetitivas de Live Nation incluyen contratos a largo plazo que impiden que los teatros contraten a otras empresas de venta de boletos, impedir que los teatros usen más de un vendedor de boletos y decirle a los teatros que podrían perder dinero y fans si no usan a Ticketmaster. El Departamento de Justicia dice que Live Nation amenazó con tomar represalias contra una compañía si no hacía que una subsidiaria deje de competir para obtener contratos de promoción de artistas.