Desmiente endoso a reinicio de construcción en condominio Sol y Playa en Rincón

137

El secretario del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Rafael Machargo, negó hoy, martes, que un acuerdo con el condomio Sol y Playa en Rincón para las protecciones a la vida silvestre  sea un endoso para el reinicio de la paralizada construcción de un muro en la  zona marítimo terreste del lugar.

“Debo rechazar que las estipulaciones logradas entre las partes por el ‘caso de vida silvestre’ en el condominio Sol y Playa de Rincón pretendan o intenten de cualquier manera o mediante subterfugio, validar, endosar o reiniciar una construcción que legalmente está en este momento impedida de continuar”, dijo Machargo en declaraciones escritas.

En un comunicado de prensa, el secretario indicó que por acuerdo se estableció la contrucción de una verja temporera, para proteger las especies y evitar que entren al espacio de construcción en el área.

“Esta verja de protección se establece con el único fin de proteger a las especies y será reinstalada, pues había sido removida por terceras personas, bajo la supervisión de personal del DRNA. Esta tiene un carácter temporero y será instaurada con materiales no permanentes aprobados por nuestro personal. Y para que no haya malentendidos nuevamente, se indica en las estipulaciones que esa verja no se constituye como una construcción en el área que viole la orden de paralización establecida. Con esta verja no se busca erigir linderos ni colindancia alguna y permanecerá en el área hasta tanto la Junta de Planificación, el DRNA o un tribunal o un foro competente decida otra cosa”, dijo.

“Por otro lado, y lejos de lo que se ha dicho públicamente, en las estipulaciones se reconoce el derecho a ejercer la libertad de expresión. No obstante, las manifestacions para que se protejan las tortugas deben realizarse de acuerdo con el propósito loable que se busca, hacerlo en perjuicio de la protección que alegan buscar sería contradictorio, por eso hemos indicado ciertas prácticas que deben llevarse a cabo, y que los ambientalistas suelen conocer”, sostuvo.

El secretario indicó, además, que  la determinación no pretende “afectar, intervenir o incidir sobre el derecho a ejercer la libertad de expresión” pero que estas no deben “menoscabar el derecho de los residentes a su intimidad e integridad”.

“Estas estipulaciones sirven para el único propósito que perseguimos, el de proteger la vida silvestre, y no hay nada en ellas que sirvan para otra cosa que no sea esa. Pensar algo distinto es sencillamente incorrecto”, apuntó.

Marchargo sostuvo que la agencia fue quien presentó el 16 de julio una una querella contra el condominio y emitió una Orden de Cese y Desistimiento de la construcción.

“La Orden original fue malinterpretada, pues se hablaba en los medios de paralización completa de la construcción, y ante eso decidí aclarar el asunto mediante una enmienda a la Orden, especificando el lugar preciso a ser remediado para evitar un desastre con una especie en peligro de extinción. Y así mismo se le aclaró de inmediato el verdadero alcance de la Orden, y que era un error interpretarlo de otra manera”, manifestó.