Desmienten cierre o cancelación de servicios en CDT de Loíza

471
Selective focus on hand and drip tube of a patient or case in hospital ward lie on bed during dosing of intravenous saline solution medical and vitamin

El Director Ejecutivo del Concilio de Salud Integral de Loíza, Lcdo. Cesar Rodríguez, desmintió hoy el cierre o cancelación de servicios médicos de la institución sin fines de lucro fundada en el 1972 que actualmente brinda servicios a sobre 13,000 pacientes de Loíza, Canóvanas, Río Grande, Luquillo, Ceiba y pueblos limítrofes.

El centro de servicios integrados de Loíza mantiene una solidez financiera sustentable con contratos con el Departamento de Salud para la administración y operación de servicios médicos, incluyendo los servicios de Sala de Emergencia, laboratorio clínico, servicios de Rayos X, y otros, que garantizan diagnósticos y tratamientos más rápidos y eficientes para toda la población que sirven sin la necesidad de acudir a otras facilidades en pueblos aledaños.

Director Ejecutivo del Concilio de Salud Integral de Loíza, Lcdo. Cesar Rodríguez

Las expresiones públicas que se han realizado recientemente sobre la operación del Concilio de Salud Integral de Loíza están relacionadas con el Programa de Residencia Médicas que provee entrenamiento a médicos que aspiran a una especialidad en Medicina de Familia. El Concilio de Salud Integral de Loíza mantiene un contrato activo con el Recinto de Ciencias Médicas hasta agosto del año en curso y en estos momentos se están evaluando unos criterios de cumplimiento para determinar la extensión del contrato.

“Primero, aclaro que todos los servicios médicos y clínicos se están ofreciendo con normalidad. Nuestro Centro tiene su propia plantilla de médicos y clínicos que no depende de ninguna entidad para garantizar los servicios de salud que ofrecemos. Segundo, somos una entidad sin fines de lucros que recibe fondos federales bajo el la Ley Federal de Salud Pública, Sección 330, la cual nos impone una cantidad de requerimientos que debemos cumplir y a su vez nuestros socios, para de esta forma garantizar que la calidad de cuidado a los pacientes sean óptimos. Tercero, estamos comprometidos con apoyar los programa de educación médica el cual le permite a médicos que desean hacer la residencia médica a rotar por nuestros centros de salud primaria. Uno de estos grupos que tenemos son los médicos que están estudiando y/o haciendo su residencia en la especialidad del Medicina de Familia del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico. En este programa, nosotros tenemos la responsabilidad de velar por el cumplimiento y la calidad de servicio a nuestros pacientes, y es por esto que realizamos auditorías recurrentes e implantamos planes correctivos a los hallazgos encontrados. Ahora, los directivos y profesores tienen la responsabilidad de atender de forma efectiva para lograr mantener los acuerdos y superar el servicio requerido bajo nuestros estándares de calidad y las regulaciones de las agencias federales que nos auditan, esto incluye una supervisión continua y efectiva de los “attending” con los residentes“.

“Este programa de residencia por años ha tenido mucho éxito; solicitamos que cumplan con los señalamientos que realizan nuestros facultativos clínicos y asesores. No queremos bajo ningún concepto que esta práctica se cancele pero tenemos el deber de cumplir con los requisitos federales.“, enfatizó Rodríguez.

“Algo tenemos claro, siempre vamos a favorecer y promover el programa de educación médica, pero tienen que ser supervisados adecuadamente y cumplir con nuestros altos estándares de cumplimiento cobijados por la acreditación de la “JOINT COMMISSION” que hemos logrado retener de forma óptima desde el año 1999. Así como la certificados por este organismo como “Primary Care Medical Home” y HRSA; que es la agencia federal que nos otorga los fondos para la operación de nuestros centros.

Para más información pueden comunicarse a nuestras oficinas administrativas al (787) 876-2042, ext. 246.