DRNA y Agicultura presentan solicitud de presupuesto para el próximo año fiscal

509
Suministrada

La secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Anaís Rodríguez Vega, solicitó el jueves a la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes una solicitud presupuestaria de 341 millones de dólares para el año fiscal 2023-2024.

De esta cantidad, el presupuesto propuesto para la agencia será por la cantidad de 242 millones de dólares, lo que representa una disminución de 322 mil dólares. Mientras, la comparación del presupuesto solicitado con el presupuesto propuesto representa una disminución de 99 millones de dólares, informó Rodríguez Vega. “En la actualidad, y aun cuando mucho hemos realizado y avanzado durante el pasado año, el Departamento presenta un sinnúmero de retos y áreas de oportunidad”, expresó la titular en declaraciones escritas.

Rodríguez Vega señaló la partida destinada a la nómina de empleados, que para el año fiscal vigente contó con una asignación de 40 millones de dólares. Esta cantidad incluye los 1.5 millones de dólares en fondos para el reclutamiento de los nuevos 75 miembros del Cuerpo de Vigilantes.

Según indicó, la Academia para el Cuerpo de Vigilantes no se realizaba desde el 2004, y su proyección es reclutar 300 miembros adicionales, aunque el número idóneo es 600. Actualmente, el DRNA tiene un total de 1,250 empleados y 748 puestos vacantes.

Por otro lado, informó que las nuevas casas de bombas para el control de inundaciones adquiridas por la agencia deben llegar este junio cuando inicia la próxima temporada de huracanes.

La titular dijo que se suponía que estas bombas llegaran a la isla el pasado enero, pero más de un atraso con el suplidor ha demorado la entrega. En su lugar, la agencia alquila 44 bombas temporeras que le cuestan al DRNA 2.3 millones de dólares mensuales.

Hace alrededor de un año que el DRNA está en espera de la llegada de estas bombas, aseguró Rodríguez Vega en una vista pública para atender el presupuesto del gobierno para el año fiscal 2023-2024 que inicia el próximo 1 de julio.

“En la medida en que no me llegan las bombas, hay un gasto de 2.3 millones de dólares mensuales que se ha venido pagando desde el 2020”, indicó la secretaria. “No llegaron en enero porque el contratista envió una carta donde solicitó 30 semanas (adicionales)”, explicó.

Rodríguez Vega aseguró que, debido al tiempo que demora la instalación de las nuevas bombas, no removerá ninguna bomba temporera hasta tanto no esté completado el proceso. Asimismo, afirmó que, al momento, las estaciones están en correcto funcionamiento, incluyendo las 13 que pertenecen al DRNA.

“No hay ningún colapso en este momento. Las bombas no están apagadas. Las bombas están allí, y nos mantenemos en comunicación con el suplidor y el contratista para dialogar unas situaciones contractuales, porque, como estamos discutiendo en este presupuesto, hay que ser fiscalmente responsables”, puntualizó la secretaria.

Rodríguez Vega aclaró que también se mantiene en negociaciones con la Junta de Control Fiscal (JCF) relacionadas a la partida de 24 millones de dólares solicitadas para la compra de las nuevas estaciones de bombas. Por tal razón, la agencia no incluyó esta asignación en el desglose del presupuesto propuesto que presentó a la comisión cameral.

 

Agricultura presenta su presupuesto 

Por su parte, el secretario del Departamento de Agricultura, Ramón González Beiró, adelantó que este año activarán el Perfil Único de Agricultores, una herramienta que consolidará en una sola plataforma digital todos los trámites de solicitudes y servicios de la agencia.

El titular informó que esta plataforma permitirá automatizar la recopilación de datos para estadísticas de producción y facilitar la orientación sobre los programas o paquetes de incentivos. Además, la agencia logró adquirir 48 vehículos para renovar la flota existente, lo que, según González Beiró, bajará los costos de mantenimiento de vehículos viejos.

Para el año fiscal 2023-2024, Agricultura solicitó un presupuesto de 86 millones de dólares, pero el sugerido para la agencia es de 27.8 millones de dólares junto a 10.5 millones de dólares estimados de Pay Go. Por tanto, el presupuesto consolidado para el próximo año fiscal sería de 38 millones de dólares.

“Este presupuesto crea una insuficiencia de 5,850,000 dólares para cubrir los costos de incentivos que otorga el Departamento de Agricultura a través de la Oficina de Reglamentación de la Industria Lechera. Además, la partida que cubre los costos de servicios de energía eléctrica no tiene fondos asignados”, manifestó el secretario.

González Beiró indicó que Agricultura también está en el proceso de terminar la implementación de un nuevo sistema de nómina para llevar la contabilidad de tiempo y asistencia de los empleados, lo que les permitirá cumplir con los acuerdos cooperativos de fondos federales que cubren costos de salario.

Para atender la situación de la mano de obra, se restableció el Programa del Subsidio Salarial que consiste en reembolsar hasta un 50 por ciento del salario pagado al obrero agrícola. Además, se llevaron a cabo varias ferias de empleo, se logró pagar el bono de los obreros a tiempo y se les ha orientado a los agricultores sobre el proceso para solicitar la Visa H-2A, un mecanismo para atraer trabajadores extranjeros que quieran laborar en la agricultura por un tiempo determinado. Muchos de los agricultores locales ya tienen trabajadores de campo con esta visa y otros han comenzando a procesar las solicitudes, informó el titular.

“Los esfuerzos del Departamento de Agricultura en el pasado año han propiciado entablar las bases para mejorar la operación de los sectores agrícolas de Puerto Rico a través de un sistema cooperativista”, expresó González Beiró. “Nuestra visión es convertirnos en líderes de la producción y comercialización agrícola de la región del Caribe”.