Educación avanza hacia la descentralización del sistema de enseñanza pública

212

El gobernador de Puerto Rico, Pedro R. Pierluisi, junto al presidente del Comité Ejecutivo de la Iniciativa de Descentralización Educativa y Autonomía Regional (IDEAR) y director de OGP, Juan Carlos Blanco; la secretaria del Departamento de Educación (DEPR), Yanira Raíces Vega y los demás miembros del comité, presentaron el Informe de Hallazgos y Recomendaciones sobre la Estrategia y el Marco de Acción para la Transformación del Departamento de Educación, el cual fue acogido por el primer ejecutivo. La iniciativa contó con el insumo de las comunidades escolares de las siete regiones educativas, así como de expertos en el tema educativo con el fin de transformar y descentralizar el sistema de educación pública para que responda con mayor eficiencia y celeridad a las necesidades de los estudiantes y el personal del Departamento de Educación (DE).

La entrega del informe responde al término de 90 días establecido en la orden ejecutiva que firmó el gobernador Pierluisi y que dio paso a la creación del comité y los estatutos que establecen el marco de acción para la descentralización del DE.

“Desde que firmé la Orden Ejecutiva 2023-014, les comuniqué que esto daría paso a encaminar una transformación de nuestro sistema escolar en Puerto Rico hacia un sistema descentralizado que elimine la burocracia y embotellamiento de los procesos en el Departamento. Además, que se propicie una mejor educación con un mejor aprovechamiento académico y con una autonomía que responda de forma más directa a las necesidades y aspiraciones de nuestros estudiantes. Este proceso nació de un reclamo genuino dentro y fuera del Departamento, que nosotros aquí en Puerto Rico y el secretario Cardona y su equipo en Washington hemos escuchado”, explicó el primer ejecutivo.

El gobernador añadió que “vamos camino a crear un sistema que incluya el modelo de lo que se conoce como una agencia educativa local, o LEA por sus siglas en inglés, que contrario al modelo unitario existente, permitirá que cada LEA tenga acceso directo a fondos estatales y federales, controle su propio presupuesto, sus recursos humanos y sus compras desde el nivel comunitario regional”.

La entrega del informe responde al término de 90 días establecido en la orden ejecutiva que firmó el gobernador Pierluisi y que dio paso a la creación del comité y los estatutos que establecen el marco de acción para la descentralización del DE.

Por su parte, el presidente del comité, Juan Carlos Blanco, expresó que “el informe que le presentamos al gobernador garantizará que, por primera vez, se trabaje una verdadera descentralización del sistema público de enseñanza para lograr la transformación que nuestros estudiantes y maestros se merecen. Al fin, hemos unido voluntades para dar comienzo a una iniciativa que atiende de inmediato las necesidades en la sala de clases y garantiza que Puerto Rico cuente con un sistema participativo, ágil y transparente”.

El informe presentado al primer ejecutivo dispone que, para lograr los objetivos trazados, se trabajará con cinco pilares que guiarán el proceso de transformación educativa. El primer pilar se centra en el ajuste de la estructura del DE para apoyar a las escuelas de manera más efectiva, a través de un nivel central (SEA) y un nivel local (LEA), que estará encargado del acompañamiento, coordinación y desarrollo de las capacidades locales de las escuelas. Las LEA se estructurarán con un tamaño y alcance que facilite un respaldo eficaz a las escuelas y fomente la participación comunitaria en cada región.

Como segundo pilar se establece el desarrollo de un sistema de gobernanza que permita la participación de la comunidad en las decisiones que afectan el proyecto educativo. Mientras, el tercer pilar apoya el aumento en la flexibilidad y autonomía presupuestaria de las escuelas para los procesos de compras, mantenimiento y tecnología. Para esto, las escuelas gestionarán su presupuesto y compras de acuerdo con su modelo educativo, sus planes y necesidades particulares.

El cuarto pilar fundamenta la importancia de la descentralización de la gestión académica y el desarrollo del personal para lograr la calidad de la educación en las escuelas, incluyendo la estructuración de los procesos de educación especial. Finalmente, el quinto pilar reafirma la importancia de la reconfiguración del sistema de monitoreo y gestión de riesgos para asegurar el cumplimiento, la transparencia y una gobernanza participativa que apoye la gestión educativa.

Asimismo, el Informe recomienda la implementación de los mencionados pilares a través de seis iniciativas principales como la integración de la Oficina IDEAR, con el fin de asegurar la ejecución coordinada del plan de implementación; el desarrollo de los pilotos para definir los procesos de creación y certificación de las LEA y el fortalecimiento de la capacidad administrativa escolar y los consejos escolares.

Se incluye como recomendación la reingeniería de los procesos transversales necesarios para habilitar la autonomía efectiva de las escuelas, enfocándose en compras, mantenimiento de instalaciones, tecnologías de información, gestión administrativa y asignación de presupuestos en las escuelas. Se incluye, además, la regionalización y formalización de los LEA, según se cumplan los requisitos previos por parte de la comunidad de cada región, así como la transformación organizacional a nivel central del Departamento de Educación que permita desarrollar las capacidades necesarias para respaldar y agilizar los cambios necesarios.

Para Chris Soto, asesor principal del secretario del Departamento de Educación Federal, Miguel Cardona, “este plan es una guía para brindar las herramientas y recursos que necesitan las comunidades escolares para ofrecer a los estudiantes una mejor oportunidad de aprendizaje. El Departamento expresa su agradecimiento al pueblo de Puerto Rico y todos aquellos que compartieron su esperanza, conocimiento y experiencia para informar las transformaciones necesarias para el sistema educativo. La opinión pública demanda acción y este plan nos da la oportunidad de poner las necesidades de los estudiantes por encima de cualquier otra cosa”.

Mientras, la secretaria del Departamento de Educación estableció que “el esfuerzo de descentralizar es trabajo y responsabilidad de todos. Para ello se hicieron conversatorios y grupos focales para conocer las verdaderas necesidades de las comunidades escolares y comenzar una agenda de trabajo que haga viable lograr la agilidad y la transparencia, para que los servicios lleguen a las escuelas de manera ágil y eficiente. Esta ha sido una prioridad del gobernador Pedro Pierluisi que, con la estrecha colaboración del gobierno federal, la vamos a implementar con rapidez y con la rendición de cuentas que hemos comenzado a través de la publicación de portales de transparencia que proyectan el uso de fondos y la distribución de recursos a nuestras escuelas”.

Finalmente, el primer ejecutivo señaló que, “es importante destacar que esto será la inversión más importante que haremos en el futuro de nuestros niños, niñas y jóvenes. No vamos a escatimar en lograr hacer los cambios y ajustes necesarios para tener un sistema educativo del que todos nos podamos sentir orgullosos. La educación incide en todos los componentes de nuestra sociedad y es la llave del progreso de nuestra gente. Un pueblo educado es un pueblo exitoso. Acojo este informe y me comprometo a encaminar la implementación de las iniciativas propuestas. Esto no es solo un documento, es un plan de trabajo, son acciones concretas que vamos a llevar a cabo. En esto también vamos a hacer que las cosas pasen”.

Los miembros del Comité que trabajaron en el informe junto a su presidente, Juan Carlos Blanco son: la secretaria de la Gobernación, Noelia García Bardales; la secretaria del Departamento de Educación, Yanira Raíces Vega; el secretario del Departamento de Hacienda, Francisco Parés; el asesor principal del secretario del USDE, Chris Soto; la educadora Ana María García Blanco; el presidente de la Asociación de Maestros de Puerto Rico, Víctor Bonilla; el presidente de Servidores Públicos Unidos, Benjamín Borges; la experta en manejo de fondos federales y gerencia de proyectos, Ana María Rodríguez Nogués. Mientras que Roger Iglesias fungió como director ejecutivo del Comité.

El informe se puede acceder en la página web de IDEAR: https://de.pr.gov/wp-content/uploads/2023/08/Informe-Final-IDEAR_082223_v2.pdf