Educación invertirá $5 millones en rehabilitar escuelas icónicas del área metro

283
Foto: Departamento de Educación

El Departamento de Educación informó que, como parte del progreso en los trámites para gerenciar la reparación y rehabilitación de los planteles del área metro, recientemente la Oficina de Asuntos Federales de la agencia aprobó la asignación de $4.4 millones para trabajos de construcción en las escuelas especializadas José Julián Acosta y Central High; ambas instalaciones son edificios de valor histórico. Mientras, ya se ha invertido sobre $650,000 en las reparaciones de la Escuela Libre de Música Ernesto Ramos Antonini.

“Estamos enfocados en que los trabajos de rehabilitación y reconstrucción, cumplan con los criterios que necesitan nuestros planteles para ofrecer una educación de primera, pero sobre todo, garanticen la seguridad de nuestras comunidades escolares. Tanto el gobernador Pedro R. Pierluisi como este servidor hemos expresado desde un principio el compromiso de esta Administración con estas tres escuelas especializadas, pilares de la educación de las bellas artes en Puerto Rico, por lo que reitero que continuarán recibiendo nuestro apoyo para la obtención de más recursos que redunden en fortalecer los servicios que reciben nuestros estudiantes”, indicó Eliezer Ramos Parés, secretario del Departamento de Educación.

Como parte del proceso, la agencia firmó esta semana el contrato que da paso a la primera fase de las reparaciones de la Escuela José Julián Acosta, ubicada en el Viejo San Juan, cuyos trabajos finales se estiman en una inversión que supera los $1.2 millones.

“Las reparaciones de edificios históricos requieren algunos trámites y evaluaciones particulares. No obstante, desde que recibimos el diagnóstico de los daños y sobre el deterioro del plantel que alberga a la José Julián Acosta a finales del año pasado, se trabajó intensamente para lograr avanzar en los trámites de la subasta y que, finalmente, se pueda comenzar con las tareas de reparación de esta icónica instalación”, indicó el ingeniero Enrique Questell Pereira, director de la Oficina de Infraestructura de la agencia y quien dirige las múltiples iniciativas y proyectos de estabilización, reparación y reconstrucción de la infraestructura escolar de toda la isla, junto a la Oficina para el Mejoramiento de Escuelas Públicas (OMEP).

El departamento gerencia un plan para la reconstrucción de los planteles puesto que, a raíz del paso de los huracanes, los terremotos y el deterioro por desuso durante el periodo de pandemia, la inmensa mayoría de las estructuras escolares requieren algún tipo de intervención que incluye reparaciones, rehabilitación, mantenimiento profundo o, incluso, la reconstrucción total, en algunos casos.

En lo que concierne a la Escuela José Julián Acosta, el histórico edificio se encuentra cerrado desde el pasado semestre debido a que la instalación tiene condiciones estructurales que podrían ser un riesgo para los 154 estudiantes matriculados y la comunidad escolar en general. Durante el semestre anterior se gestionó la evaluación del plantel y se recibió el informe estructural en diciembre pasado.

“Este proyecto está dividido en dos fases de intervención. La primera fase contempla reparaciones inmediatas y medidas de seguridad, y se espera que esté culminada para junio de este año; mientras que la segunda fase involucra reparaciones estructurales y aspectos de deterioro más crítico. Para esta parte, la Oficina de Asuntos Federales ha asignado un presupuesto de $1.2 millones”, añadió Questell Pereira.

Tras cumplir con el debido proceso de subasta, el contrato fue otorgado para llevar a cabo la primera fase, que es financiada con fondos estatales. Mientras tanto, ya la agencia tramita los pliegos para las tareas de la segunda fase, que se financiará con fondos federales del programa ESSER II.

El personal de la Oficina de Infraestructura y OMEP ha mantenido informados tanto a la directora del plantel, Aura Rodríguez Ramos, como al superintendente de la región de San Juan, Jorge A. Santiago, sobre el diagnóstico de las instalaciones y el progreso en los trámites para la contratación de los servicios de reparación y rehabilitación.

Entre las tareas identificadas para esta instalación se encuentra la reparación de la verja exterior, que está parcialmente colapsada, y el reemplazo de los balaustres que están deteriorados y no cumplen con la altura mínima recomendada para garantizar la seguridad de los estudiantes. Igualmente, se trabajará en soportes temporeros para los arcos de mampostería, en tanto se logran reparar las grietas que han sido identificadas. Mientras ocurren las reparaciones, los estudiantes de la Julián Acosta están recibiendo sus clases en la Escuela Ramón Power y Giralt.

En cuanto a la Central High, las tareas principales incluyen la reparación del techo del tercer piso, que se encuentra parcialmente colapsado, la remoción de comején, reparación o sustitución de ventanas, lámparas, aires, puertas y cerraduras, así como la corrección de filtraciones. En este caso, los 531 estudiantes matriculados están acudiendo al plantel a tomar sus cursos. No obstante, solo está en uso un 66% de las instalaciones, debido a que el tercer piso es un área restringida por razones de seguridad.

Con relación a la Escuela Libre de Música, Questell Pereira informó que OMEP ha estado a cargo de todos los trabajos que se han financiado con fondos estatales. En este plantel se invirtieron $394,000 en mejoras físicas. Se pagaron $24,000 por el alquiler de equipo de enfriamiento por seis meses, mientras se invirtieron otros $109,614 en la compra de una condensadora para el teatro y 11 unidades de aires acondicionados para varios salones. En total, entre reparaciones a la planta física y los equipos, se hizo una inversión de poco más de $652,000 en esta escuela.

“Hay progresos en los trámites y los trabajos de reparación y reconstrucción en todas las regiones. Estamos atendiendo los asuntos, según su nivel de prioridad y realizando los esfuerzos para mantener a las comunidades informadas sobre los avances, en lo que concierne al estado de sus planteles. Seguiremos divulgando el progreso de las distintas iniciativas, según avanzamos”, concluyó Questell Pereira.