EEUU abre camino para reanudar la importación de aguacate mexicano

216
Una trabajadora selecciona aguacates en una planta de empaque en Uruapan, México, 16 de febrero de 2022. EEUU abrió la puerta a la reanudación de las importaciones de aguacates mexicanos el viernes 18 de febrero de 2022. (AP Foto/Armando Solis)

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Washington está levantando “de inmediato” una veda sobre la inspección de aguacates mexicanos, abriendo la puerta a la reanudación de exportaciones del fruto a su vecino del norte, anunció la embajada estadounidense en México el viernes.

La suspensión de las inspecciones había amenazado las exportaciones de aguacates de México, de 3.000 millones de dólares anuales, y planteó la posibilidad de que aumentaran los precios del fruto para los consumidores estadounidenses.

El embajador Ken Salazar dijo en un comunicado que la decisión se tomó después que México y Estados Unidos acordaron “tomar medidas que garanticen la seguridad” de los inspectores agrícolas norteamericanos, que trabajan en suelo mexicano para asegurarse de que los aguacates mexicanos no sean portadores de enfermedades o pestes que pudieran dañar los cultivos estadounidenses.

Salazar no describió esas medidas ni si se abordarían los informes de los productores y empaquetadores mexicanos, que juegan al despiste con las medidas sanitarias

diseñadas para proteger a los productores de aguacate de Estados Unidos.

Estados Unidos suspendió las inspecciones la semana pasada después que amenazaron a uno de sus inspectores en el estado de Michoacán, donde los carteles de la droga extorsionan a los cultivadores.

El Departamento de Agricultura estadounidense dijo el jueves que el inspector recibió una amenaza “contra él y su familia”. Precisó que el inspector había “cuestionado la integridad de cierto envío y se negó a certificarlo por razones concretas”.

Michoacán es el único estado mexicano certificado como libre de peste y en condiciones de exportar aguacates al mercado estadounidense. Se han multiplicado los informes de que algunos empacadores mexicanos compran aguacates de otros estados no certificados y tratan de hacerlos pasar como de origen michoacano.

“Me complace informar que hoy el Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura de Estados Unidos ha determinado que reanudará de inmediato su programa de inspección de aguacate en Michoacán”, escribió Salazar.

La prohibición de una semana ya había empezado a golpear a los recolectores de aguacate en Michoacán, que esta semana se pararon al costado de una carretera en las afueras de la ciudad de Uruapan para pedir donaciones que les permitan sobrevivir después de perder su trabajo.

Con carteles que decían “Cooperación voluntaria” y “Nos mantenemos del corte de aguacate”, esperaban a que los automovilistas les regalaran algunas monedas en los baldes que tenían.

Hubo indicios de que las exportaciones mexicanas de aguacate se estaban reduciendo y que las empresas que los importan podrían haber tenido que buscar en otros países. México suministra actualmente aproximadamente el 80% de las importaciones estadounidenses del fruto.

Perú, Colombia y Chile ya envían aguacates a Estados Unidos, pero en cantidades que apenas son una pequeña fracción de la producción de México. Eso podría cambiar.

“Estuve hablando con algunos compradores de aguacate a nivel nacional y hacia el futuro. Saben que necesitan diversificar proveedores”, comentó Miguel Gómez, profesor de Economía Aplicada y Administración en el Cornell SC Johnson College of Business, una escuela de negocios de la Universidad de Cornell, con sede en Ithaca, en el estado de Nueva York. “El tema es que se dieron cuenta de que sería muy arriesgado depender de una sola fuente”.