EEUU: Gobernadores imponen sus propias sanciones a Rusia

399
A shelf is emptied of Russian Standard Vodka at a Fine Wine & Good Spirits liquor store in Dresher, Pa., Monday, Feb. 28, 2022. Pennsylvania ordered the removal of Russian-made products from state-owned liquor stores. (AP Photo/Matt Rourke)

Algunos gobernadores en Estados Unidos están imponiendo sanciones a Rusia por su propia cuenta por invadir a Ucrania.

El de Pensilvania, Tom Wolf, pidió el domingo a la Junta de Control de Licores que retire lo antes posible los productos provenientes de Rusia de las licorerías del estado, informó WPXI-TV.

La junta dijo que esos productos serán retirados en una muestra de solidaridad con el pueblo ucraniano.

De acuerdo con KDVR-TV, el gobernador de Colorado, Jared Polis, dispuso que la Oficina de Tecnología de la Información y el Departamento de Personal y Administración del estado examinen los contratos vigentes y determinen si el estado hace negocios con empresas estatales rusas. De haberlos, esos contratos serán rescindidos, señaló.

Por su parte el gobernador de Virginia, Glenn Youngkin, ordenó al Departamento de Servicios Generales que estudie si el estado compra bienes y servicios de empresas rusas, según WRIC-TV.

Youngkin pidió a la Norfolk Sister City Association, una organización sin fines de lucro, que ponga fin a su relación con una ciudad rusa “hermana”, Kaliningrado.

Se exhortó asimismo a la Junta Directiva del Sistema de Jubilaciones y a los fondos de donaciones universitarias de Virginia que suspendan sus relaciones con firmas rusas.

“Considero que hay que plantarse firme e imponer todas las sanciones económicas posibles. La comunidad internacional debe movilizarse, es importante que se plante firme y que digamos que no vamos a tolerar esto”, expresó Youngkin en un reciente evento en Hapton.

KXAN-TV informó que el gobernador de Texas Greg Abbott pidió a la Asociación de Restaurantes, a la Asociación de Venta de Bebidas Alcohólicas y a los minoristas del estado que “retiren voluntariamente todos los productos rusos de sus estantes”.

El gobernador de Ohio, Mike DeWine, en tanto, dispuso que la Cámara de Comercio estatal suspenda la compra de Russian Standard, el único vodka ruso vendido en Ohio. Y el de New Hampshire, Chris Sununu, firmó un decreto que exige a las licorerías que retiren toda bebida alcohólica rusa. Lo mismo hiso su colega de Utah, Spencer Cox.