EEUU: Mayor diversidad de teletrabajadores en la pandemia

358
Lindsay Garfield, directora de finanzas en SquareFoot, la cual ayuda a empresas a encontrar espacios de oficina, trabaja desde su casa el 11 de marzo de 2020, en Nueva York. (AP Foto/Bebeto Matthews, archivo)

En muchos aspectos, de 2019 a 2021 la composición demográfica de las personas que trabajaban desde casa se tornó más similar a la de los empleados que se trasladan para llegar a su trabajo, y la proporción de la fuerza laboral estadounidense que laboraba en su vivienda pasó de 5,7% en 2019 a 17,9% en 2021, a medida que se implementaban restricciones para ayudar a frenar la propagación del coronavirus, según un informe difundido la semana pasada con base en datos del American Community Survey.

“El incremento de trabajadores desde casa coincide con un declive (en el número) de conductores, pasajeros, usuarios de transporte público y la mayoría de las otras personas que se trasladaban a sus trabajos”, señaló el informe.

La proporción de las personas de 25 a 34 años que trabajan en casa pasó del 16% al 23% entre 2019 y 2021. En tanto, el porcentaje de personas de raza negra que laboran desde su hogar ascendió de 7,8% a 9,5%, y los asiáticos en esta situación ascendieron del 5,7% al 9,6%. Las cifras permanecieron sin cambios para los empleados hispanos, según el texto.

La proporción de empleados desde casa con títulos universitarios también aumentó de poco más de la mitad a más de dos terceras partes, y había más probabilidades de que las personas que trabajaban desde su vivienda se hubiesen mudado durante el último año que aquellas que laboraban de forma presencial.

Los sectores económicos que registraron los mayores incrementos de personas que trabajaron desde casa fueron el de la información, el cual pasó del 10,4% al 42%, y los de finanzas, seguros y bienes raíces, del 10,8% al 38,4%. Los servicios profesionales y administrativos también tuvieron un aumento significativo, del 12,6% al 36,5%.

Los menores aumentos ocurrieron en los sectores de la agricultura y la minería; los servicios de alimentos y entretenimiento, y las fuerzas armadas.

Aunque en todos los niveles de ingresos hubo un incremento en el número de personas que trabajan desde casa, era más probable que los individuos con los ingresos más altos laboraran desde su vivienda. Si bien la cifra de empleados con ingresos más bajos que trabajan desde su hogar se duplicó entre 2019 y 2021, para aquellos con las mayores percepciones se triplicó, de acuerdo con el reporte.

Debido a que la mayor parte de las restricciones por la pandemia ya se han suspendido desde que se efectuó el sondeo en 2021, en este momento se desconoce si el incremento en el número de personas que trabajan desde casa es permanente.