Equipo de ingeniería y gerencia de construcción del RUM obtiene medalla de plata en competencia regional

174

El Bulldogs Construction, equipo de ingeniería y gerencia de construcción del capítulo estudiantil de la Asociación de Contratistas Generales (AGC) en el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), repitió su hazaña de colocarse entre los primeros tres lugares de la Región 2, del sureste de Estados Unidos, al obtener el segundo premio en la categoría Heavy Civil de la más reciente competencia estudiantil que celebra la Associated Schools of Construction.

Con tan solo tres años de haberse fundado, el colectivo, adscrito al Departamento de Ingeniería Civil y Agrimensura (INCI) del RUM, se coronó como campeón del mismo reto en febrero de este año al destacarse con una propuesta de construcción para someter a subasta. Esta vez, en la más reciente ronda de competencias, correspondientes al año académico en curso, los embajadores colegiales conquistaron la presea plateada y volvieron a subir al podio como uno de los tres mejores del desafío, que tuvo lugar en Atlanta, Georgia el pasado mes.

“Luego de largas horas de trabajo y varios meses intensos, el trabajo rindió frutos. Personalmente, me siento muy orgulloso del equipo, pues cada uno de los miembros dio su máximo en la semana de la competencia, a pesar de los cortos cinco meses que tuvimos de preparación. Demostraron resiliencia, compromiso y dedicación”, aseguró Sebastián Serrano Pagán, capitán del equipo de la categoría Heavy Civil.

Iguales palabras tuvo su consejero académico, el doctor Francisco Maldonado, quien resaltó la capacidad y el talento de los doce integrantes del conjunto colegial, no solo por la complejidad de la competencia que enfrentaron, sino por haberse medido con equipos de universidades sumamente prestigiosas con mayores recursos y experiencia en este reto en específico.

“Estos jóvenes son lo mejor de lo mejor y se desempeñaron en forma extraordinaria. No tengo la menor duda de que cuentan con todo lo necesario para poder ejecutar de manera excelente en el campo laboral y completar sus metas académicas. Yo estoy impresionado por la manera en que lograron presentar trabajos con conocimientos que han aprendido en clase, en el campo y tal vez con información que no sabían, pero que definitivamente dominaron. Me siento súper orgulloso y vislumbro que vamos a poder traer más éxitos. Los integrantes del Bulldogs Construction se convirtieron en unos verdaderos embajadores del Recinto Universitario de Mayagüez, de la Universidad de Puerto Rico y del país”, aseguró el catedrático de INCI.

Para esta participación en el evento, el colectivo colegial estuvo dividido en dos grupos, el que representó por primera vez la categoría Commercial y el de Heavy Civil, que en esta ocasión, fue el que logró, por segunda vez consecutiva, un premio. No obstante, todos sus miembros coincidieron en que fue una vivencia llena de aprendizaje que los hizo crecer y adquirir herramientas relevantes para complementar sus conocimientos y destrezas profesionales.

Según explicó Sebastián, para el reto de Heavy Civil tuvieron que preparar la presentación de una propuesta de construcción que incluyó todas las partes requeridas como estimados, logística de construcción, scheduling y análisis de riesgos para un puente de tráfico liviano en Peachtree City en Georgia. Agregó que el proyecto presentaba varios retos, entre ellos la construcción sobre una vía vehicular muy transitada, así como la de dos terraplenes con más de 26 mil metros cúbicos de relleno y la instalación de un puente de acero preconstruido de 60 toneladas.

Junto al capitán, el equipo estuvo representado por Jesús Acosta Cruz, Emmanuel E. Rodríguez Ríos, Gabriel T. García Marti, Orlando J. Rodríguez Viruet, Andrea Estefanía Andújar, Joyce Alicea Hernández, Javier A. de Jesús Alicea, Gerson A. Quintana Fuentes, Cristian R. Caquías González, Gil A. Luciano y Jomar E. Rivera Del Valle

Todos expresaron su satisfacción por el trabajo realizado en conjunto, a pesar de los desafíos que han enfrentado en el camino y agradecieron a sus consejeros, así como a los auspiciadores que hicieron posible que pudieran participar y cubrir los gastos de viaje y estadía.