Estudiante de UPR- Aguadilla provee soluciones para enfermedad incurable

299
Suministrada

Cada vez se hacen más relevantes las investigaciones para enfermedades incurables y se propicia el espacio para que estudiantes puedan ser entes activos en dichas encomiendas.

Para esta ocasión, la estudiante de cuarto año en Ciencias Naturales de la Universidad de Puerto Rico en Aguadilla, Diaris N. Báez Maldonado formó parte de la investigación titulada: “Evaluación de nanopartículas de lipoproteínas de alta densidad sintéticas para el tratamiento de la enfermedad de Niemann-Pick tipo C”, bajo la mentoría de la doctora Anna Schwendeman, Profesora de Ciencias Farmacéuticas de la Universidad de Michigan.

La estudiante de cuarto año en Ciencias Naturales de la Universidad de Puerto Rico en Aguadilla, Diaris N. Báez Maldonado formó parte de la investigación titulada: “Evaluación de nanopartículas de lipoproteínas de alta densidad sintéticas para el tratamiento de la enfermedad de Niemann-Pick tipo C”.

Esta investigación fue presentada en la Conferencia Anual de Investigación Biomédica para Científicos Minorizados (ABRCMS, por sus siglas en inglés) el pasado mes de noviembre en Anaheim, California. Es una conferencia de gran referencia para estudiantes universitarios comunitarios, de pregrado y posgrado en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas.

La enfermedad de Niemann-Pick Tipo C, “ocurre cuando el cuerpo no puede descomponer apropiadamente el colesterol y otras grasas (lípidos). Esto lleva a la presencia de demasiado colesterol en el hígado y el bazo, al igual que cantidades excesivas de otros lípidos en el cerebro”, según se explica en el portal MedlinePlus, Biblioteca Nacional de Medicina del Instituto Nacional de Salud (NIH, por sus siglas en inglés).

“Nuestro hallazgo fue que las fórmulas de 5A SM, con o sin el receptor x hepático T0901317, lograron una mayor salida de colesterol que las fórmulas de 22A DMPC. Debido a esto, pueden ser evaluadas para convertirse en tratamiento para pacientes con Niemann-Pick Tipo C, la cual es una enfermedad que no tiene cura”, destacó la estudiante en su investigación. “Aprendí muchos aspectos que me ayudan a compartir “mi ciencia”, ya que debíamos presentar nuestro proyecto a mitad del programa y al final debíamos participar en un simposio. El programa me ayudó a desarrollarme mejor como persona y como científica, además de mostrarme un mundo completamente nuevo”, añadió.

La beca y premio para participar del programa fue otorgado por la Fundación Nacional de Ciencias (NSF, por sus siglas en inglés) e incluyó alojamiento, viajes, subsidio para comidas y un estipendio de $6,000.