Exayudante del exalcalde de Trujillo Alto es sentenciado a 30 meses de prisión

343
Suministrada

Radamés Benítez Cardona, exasistente del exalcalde de Trujillo Alto José Luis Cruz Cruz, fue sentenciado el viernes, por el Juez del Tribunal Federal de Distrito Pedro Delgado Hernández a cumplir 30 meses de prisión, según lo anunció el fiscal federal W. Stephen Muldrow.

“Los ciudadanos de Trujillo Alto le confiaron al acusado que sirviera a sus comunidades con honestidad e integridad; en cambio, participó en un esquema ilegal y usó su cargo para beneficio personal”, dijo el fiscal federal Muldrow en declaraciones escritas.

“Los funcionarios públicos que incumplan fielmente los deberes de su cargo, y quienes con ellos conspiren, serán investigados, procesados y sancionados por su actuación”, añadió.

Benítez Cardona se declaró culpable el 30 de noviembre de 2022 y admitió haber recibido sobornos mensuales de un contratista de gestión de residuos municipales, incluidos pagos en efectivo separados de 17,250 dólares el 22 de mayo de 2021, el 12 de junio de 2021 y el 25 de julio de 2021.

Según documentos judiciales, Radamés Benítez Cardona se enriqueció aceptando sobornos a cambio de obtener contratos municipales para un contratista de gestión de residuos cuando surgieron oportunidades. El ardid requería que el Individuo A pagara 75 centavos por casa de soborno mensual al demandado Benítez Cardona en relación con el contrato municipal de Trujillo Alto 2018-000004 otorgado a la Compañía A para la recolección de basura. El soborno mensual ascendió a aproximadamente 17,250 dólares para 23,000 casas. Además, Benítez-Cardona acordó dar una parte del dinero de los sobornos a José Luis Cruz Cruz, alcalde de Trujillo Alto. Cruz-Cruz fue sentenciado el 11 de enero de 2023 a 24 meses de prisión por su participación en el esquema de soborno.

La investigación fue realizada por la Oficina de Campo de San Juan del FBI. Estuvieron a cargo de la acusación en el caso el Fiscal Federal Auxiliar Scott H. Anderson de la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito de Puerto Rico y el Abogado Litigante Nicholas W. Cannon de la Sección de Integridad Pública de la División Criminal.