Expertos atentos a una posible nueva ola de COVID-19 en EEUU

424
Pacientes esperan para recibir una dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19, el jueves 2 de diciembre de 2021, en la ciudad de Nueva York. (AP Foto/John Minchillo)

NUEVA YORK (AP) — Mientras las infecciones de coronavirus aumentan en algunas partes del mundo, los expertos vigilan una posible nueva ola de COVID-19 en Estados Unidos y se preguntan cuánto tiempo pasará para detectarlo.

A pesar de que en los últimos dos años ha mejorado el monitoreo, los expertos señalaron que algunos factores recientes no auguran nada bueno:

– Aunque más personas se están haciendo la prueba rápida de COVID-19 en casa, menos personas se hacen las pruebas de referencia de las que depende el gobierno para contabilizar los casos.

– Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades pronto usarán menos laboratorios para detectar nuevas variantes.

– Funcionarios de salud se enfocan cada vez más en las admisiones a hospitales, que aumentan sólo después de que llegó la ola.

– Un programa de vigilancia de aguas residuales sigue siendo un mosaico con el que aún no se puede contar para obtener los datos necesarios para comprender las próximas olas.

– Funcionarios de la Casa Blanca afirman que al gobierno se le agotan los fondos para vacunas, tratamientos y pruebas.

“No estamos en una situación ideal”, dijo Jennifer Nuzzo, una investigadora de pandemias de la Universidad de Brown.

Los científicos reconocieron que la amplia disponibilidad de vacunas y tratamientos coloca al país en una mejor situación que cuando inició la pandemia, y que el monitoreo ha avanzado bastante.

Por ejemplo, esta semana los científicos anunciaron un programa que lleva 6 meses que realiza pruebas de coronavirus a las personas que llegan del extranjero a cuatro aeropuertos de Estados Unidos. Pruebas genéticas de una muestra del 14 de diciembre descubrieron una variante del coronavirus, la descendiente de ómicron conocida como BA.2, siete días antes de cualquier otra detección reportada en Estados Unidos.

Y hay más buenas noticias: Durante semanas, los casos, hospitalizaciones y muertes en Estados Unidos han disminuido.

Pero no sucede lo mismo en otras partes. Esta semana, la Organización Mundial de la Salud reportó que el número de nuevos casos de coronavirus aumentó dos semanas consecutivas a nivel mundial, probablemente porque las medidas de prevención contra el COVID-19 se han retirado en varios países y la BA.2 se propaga más fácilmente.