Exrepresentante Néstor Alonso resulta culpable en foro federal por corrupción

376
Foto: Cámara de Representantes

Después de un juicio con jurado de seis días, el exlegislador Néstor Alonso Vega fue declarado culpable, el lunes, de nueve cargos de robo de fondos federales, sobornos; y Honest Services Wire Fraud, anunció el fiscal federal W. Stephen Muldrow.

El juez principal del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Raúl Arias-Marxuach, presidió el juicio. El FBI estuvo a cargo de la investigación.

“Seguimos viendo los resultados de nuestros esfuerzos en la lucha contra la corrupción pública”, dijo el fiscal federal Muldrow en declaraciones escritas.

“Mi oficina continuará investigando diligentemente y enjuiciando los esquemas de corrupción pública para proteger al público y responsabilizar a los involucrados por sus acciones”, añadió.

Según los documentos judiciales y las pruebas presentadas en el juicio, entre abril de 2018 y septiembre de 2020, Néstor Alonso-Vega autorizó varios ajustes salariales para su asistente. Se acordó que su ayudante sobornaría a Alonso-Vega la mitad del importe total de la subida de sueldo, a repartir entre cada día de pago. El acusado recibió más de 40,000 dólares.

Se alegó además que el asistente, que testificó durante el juicio, utilizó una variedad de medios para transferir los sobornos a Alonso-Vega. Por ejemplo, usó ATH Móvil, hizo retiros en el momento en que recibió su cheque de pago y pagó a Alonso-Vega en efectivo y, en ocasiones, hizo pagos a la cuenta de Home Depot de Alonso-Vega.

“La corrupción pública es y seguirá siendo una prioridad principal para el FBI y el veredicto de hoy es el resultado de ese compromiso”. – dijo el Agente Especial a Cargo de la Oficina de Campo del FBI en San Juan, Joseph González.

“Me gustaría agradecer a la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos por ser un socio sólido en este compromiso e instar a aquellos que aún necesiten presentar información sobre estos esquemas a que lo hagan. Nuestras líneas y puertas siempre están abiertas y nunca es demasiado tarde para hacer lo correcto”, añadió.

El fiscal federal adjunto Scott Anderson procesó el caso. El caso fue investigado por el agente especial del FBI Juan Carlos López de la Oficina de Campo de San Juan.