Fraternidad Pentecostal propone currículo de equidad humana y no de género

341

El reverendo Iván de la Torre, vicepresidente de la Fraternidad Pentecostal (FRAPE) solicitó el jueves al gobierno de Pedro Rafael Pierluisi Urrutia que los incluyan en la discusión de la implantación del currículo de perspectiva de género en las escuelas públicas.

Fraternidad Pentecostal (FRAPE).

“Nosotros sentimos que lo que nos van a decir es esto es lo que hay y se acabó, como han hecho en el pasado. Lamentablemente, el ser humano por experiencias pasadas- aunque no debiéramos hacerlo, pero el dato histórico está- otras administraciones nos dijeron una cosa y luego hicieron otra. Nosotros, al no ser invitados, nos crea sospecha”, dijo de la Torre a preguntas de la prensa.

A juicio del reverendo, los religiosos que participan del Comité PARE (Comité de Prevención, Apoyo, Rescate y Educación) no los representan.

“Si tú quieres tener la opinión de un cuerpo gremial como este, que tiene 32 concilios, 2,500 iglesias que son la mayoría en este país, pues ese grupo debe ser invitado a ser parte. Nosotros tenemos a un grupo de profesionales y la iglesia de hoy no es la del siglo pasado que no tenía gente preparada. Nosotros tenemos a un grupo de profesionales que tiene algo que aportar y que al final, cuando se termine el trabajo, va a ser en consenso, algo que va a mejorar la calidad de vida del país. Nosotros no queremos que los quiten a ellos para que nos pongan a nosotros. Ellos deben estar y nosotros queremos estar”, añadió.

En entrevista con CyberNews, de la Torre habló sobre la controversia de la discusión del tema y los puntos en los que están dispuestos a llegar a acuerdo. A continuación sus planteamientos:

-Ustedes ya han establecido que no están de acuerdo con el uso de la palabra género. Entonces, ¿Qué  ustedes están dispuestos a aceptar, para poder ser incluidos?

“Una palabra que pudiese sonar bonita- y que no la estoy imponiendo, pero es un ejemplo- es equidad humana. Todos somos iguales. Hay unas palabras como género que están causando  división entre nosotros”, contestó.

-Si se acepta que se use equidad humana, ¿qué es lo que ustedes aceptarían se enseñe en ese concepto de equidad humana?

“(Los proponentes) lo traen en respuesta a la violencia que se está viviendo en el país y el mundo. Pues, vamos a buscar los detonantes reales de la violencia y procurar el respeto humano. Respeto a todos, no al hombre nada más, no a la mujer nada más, no al niño nada más ni al anciano nada más, es a todos. Y si nos incluye a todos, somos felices”, expresó.

-¿Defina el respeto humano que se enseñaría?

“El respeto humano es que todos valimos igual y que todos podemos amarnos de igual forma, que todos podemos tener diversidad de pensamientos, pero debe haber respeto. Y no decir que unos están bien y otros no. Cada cual en su área puede diferir, amarnos, respetar y convivir, y que no haya un odio. Nos han dicho a los religiosos que somos unos criminales del odio por nosotros practicar lo que la biblia enseña. Yo quisiera que usted viera la manera en que a veces se refieren a nosotros de igual forma”.

-¿Dónde tiramos la raya para que ustedes ni ellos se sientan ofendidos?

“Lamentablemente, ahí es que vemos que nosotros los líderes y hago este llamado al liderato a que nosotros tenemos también que hablar con nuestros seguidores. Pero, no solamente lo pedimos a nuestros seguidores, se lo pedimos a la diversidad de opiniones que hay en el país, político, social emocional, la que sea y al liderato en Puerto Rico a propiciar la paz. A propiciar la buena convivencia. No vamos a poder estar de acuerdo en todas las cosas, pero debemos tratar de encontrar caminos de dialogo y no la guerra”.

-El Departamento de Educación federal también tiene unas guías (sobre equidad de género). Si esas guías federales prevalecen y se mantienen, ¿ustedes tendrían la misma objeción?

“Lamentablemente, si esas guías vienen, se van a tener que establecer en Puerto Rico, porque si no le quitan los fondos federales al Departamento de Educación. Pero, en su momento dado, nosotros también tendremos el derecho de decidir si vamos a enviar a nuestros hijos a la escuela o no. Eso también está sobre la mesa”.