Gobernador aprueba más beneficios a familiares de policías caídos en el cumplimiento del deber

70
Foto de archivo: Notiséis 360

La senadora del Distrito de Carolina, Marissa ‘Marissita’ Jiménez Santoni, informó que el P. del S. 385 -de su autoría y de la coautoría de la senadora Keren L. Riquelme Cabrera- ya se convirtió en la Ley 3-2023, “a los fines de otorgarles más beneficios especiales a los familiares de los policías que pierden la vida en el cumplimiento del deber”.

De esta forma, según la legisladora, la medida tiene como norte principal enmendar la llamada ‘Ley de Pensiones por Muerte en el Cumplimiento del Deber’.

“Se les aumenta, hasta $200 mil, el pago de la hipoteca y, de otra parte, se les otorga una exención total de la Universidad de Puerto Rico (UPR), en todos los recintos, o instituciones educativas postsecundarias del Gobierno Puerto Rico por concepto de matrícula, cuotas, libros y materiales, entre muchas otras cosas, para complementar el grado universitario, a nivel subgraduado universitario o postsecundario técnico-profesional a quienes el empleado les actuó como padre y a los menores de 25 años de edad”, explicó.

“La labor de los empleados de seguridad pública, de las agencias gubernamentales, es muy encomiable, debido a que, día a día, se sacrifican para proteger la vida y propiedad de todos los puertorriqueños. Dicho sea de paso, son los valores, la integridad, el compromiso y la dedicación, de estos hombres y mujeres, los que los motiva, en múltiples ocasiones, a abandonar, a altas horas de la noche, a las familias, olvidando así las necesidades y situaciones personales para velar por el bienestar común de la sociedad”, hizo hincapié.

“Tristemente, hemos sido testigos de cómo el compromiso los lleva a perder la vida en el cumplimiento del deber, dejando atrás a las familias, en algunos casos, en total indefensión”, señaló.

“Además de los beneficios por muerte, previamente señalados por medio de la presente Ley, cuando el integrante del Negociado de la Policía fallezca, en el cumplimiento del deber y dentro de la jurisdicción del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, y también posea una hipoteca sobre la residencia principal, el cónyuge o hijos dependientes, o en el caso de que el policía fallezca sin cónyuge ni hijos, a sus padres o ausencia de éstos los abuelos, podrán recibir un pago de hasta $200 mil para cubrir el pago de la hipoteca”, expuso.

“Agradecemos, enormemente, al gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, que nos haya dado la oportunidad de hacerle justicia a los familiares de los policías que pierden la vida en medio del deber”, sostuvo.

En el día de hoy se cumplieron dos años de la muerte de los tres policías caídos en el cumplimiento del deber en el Municipio de Carolina.

“Éstos, tristemente, fueron abatidos a tiros en medio de una persecución, por lo que les enviamos un abrazo de hermandad a los familiares y amigos cercanos”, terminó diciendo.