Gobernador junto a Casa Blanca desglosa fondos utilizados a un año del “Plan de Rescate Americano”

298
Foto de archivo

De los $2,470 millones asignados por el Plan de Rescate Americano (ARPA, por sus siglas en inglés) a Puerto Rico, el gobierno local ha asignado $140 millones para desarrollo económico, $761 millones para el sistema de salud pública y calidad de vida, $564 millones para atender infraestructura crítica y $645 millones para mejorar los servicios del gobierno a la ciudadanía.

Así lo informó hoy el gobernador, Pedro R. Pierluisi, en la conferencia virtual The Path to Economic Recovery: One Year of the American Rescue Plan in Puerto Rico junto al asesor senior del presidente Joe Biden, Gene Sperling y el equipo de Casa Blanca.

“El Plan de Rescate Americano ha sido una pieza instrumental y clave en nuestros esfuerzos para mitigar las consecuencias de la pandemia del COVID-19, así como para impulsar la recuperación de Puerto Rico incluyendo nuestro desarrollo económico. Como gobernador, estoy sumamente agradecido con la administración Biden- Harris y el Congreso porque en este paquete de ayudas han tratado a Puerto Rico con igualdad. Definitivamente, mientras miramos a un futuro brillante y sostenible, este trato del gobierno federal ha marcado una gran diferencia”, sostuvo el primer ejecutivo tras destacar que la distribución de estos fondos se han realizado en cumplimiento con las guías del Departamento del Tesoro federal.

Durante su alocución, Pierluisi explicó que para la implementación de ARPA en Puerto Rico se crearon 33 programas iniciales divididos en cuatro áreas estratégicas de impacto. Estas asignaciones inyectarán fondos necesarios a diversos sectores económicos y a entidades gubernamentales.

Calidad de vida 

Las estrategias de salud que ha implementado el gobierno de Puerto Rico con el apoyo del sector privado han posicionado a la Isla en el primer lugar de vacunación a nivel de todo Estados Unidos y sus territorios. La mayor parte de los fondos asignados por el Gobierno federal han sido destinados a los programas de salud y de calidad de vida incluyendo los pagos de “Premium Pay” a los trabajadores esenciales, particularmente los empleados de la industria de la salud, primeros respondedores y el sector de restaurantes.

Mediante el “Premium Pay” se han beneficiado más de 245 mil trabajadores calificados.

Pierluisi informó que se han desembolsado casi $700 millones y se han destinado alrededor de $500 millones en pagos directos. Con estos fondos el gobierno se está asegurando de tener un proceso de recuperación “que nos impulse a un mejor futuro”. El primer ejecutivo resaltó que la flexibilidad brindada por el Gobierno federal para la distribución de los fondos ha permitido ayudar a los sectores más necesitados.

De igual forma, presentó que como parte de las iniciativas para impulsar la vacunación contra el COVID-19 se entregaron incentivos y se estableció un sistema de vigilancia genómica para identificar las diversas variantes de este virus. También, que más de un millón de personas tienen su tarjeta de vacunación digital con el VacuID lo que ha ayudado a miles de negocios y ha facilitado actividades públicas y privadas.

“La respuesta de nuestro sistema de salud pública al COVID-19 ha posicionado a Puerto Rico como la jurisdicción número uno con más personas vacunadas en todo Estados Unidos. Esto es un gran logro y demuestra que cuando somos tratados como iguales, estamos a la altura y somos líderes en la Nación”, sentenció el gobernador.

Educación  

Para proveer un ambiente escolar seguro a los estudiantes del sistema público de enseñanza, se creó un programa de mejoras en el Departamento de Educación (DE) al que se le destinaron $276.8 millones. El propósito es que se realicen las mejoras necesarias a las estructuras físicas de escuelas, particularmente aquellas que forman parte del 70 por ciento con graves daños estructurales. También, parte de estos fondos se utilizan para implementar en las escuelas las recomendaciones del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Además, ARPA proporcionó fondos de ESSER que ayudaron al DE a adquirir equipos y suministros para tomar medidas de precaución contra el COVID-19, así como llevar a cabo programas educativos de verano. Estos fondos también se han utilizado para otorgar aumentos salariales a la clase magisterial mientras “estamos en el proceso de identificar fondos locales para incluirlos gradualmente en nuestro presupuesto recurrente”.

Desarrollo económico, trabajo y municipios 

El gobernador Pierluisi destacó que con la disponibilidad de estos fondos, el mercado laboral y la economía de Puerto Rico ha experimentado un repunte sin precedentes.

En diciembre de 2020, cuando aún imperaban los cierres más dramáticos por la pandemia, la tasa de desempleo en Puerto Rico era de 10.5 por ciento. Sin embargo, a medida que los ciudadanos se vacunaron y pudieron regresar al trabajo la tasa de desempleo se redujo, según quedó evidenciado en las estadísticas de diciembre del año pasado con un 7.5 por ciento.

Esas estadísticas siguen disminuyendo, al haber un cambio dramático en la tasa de participación de la fuerza laboral. De hecho, en diciembre de 2020 la tasa de participación laboral era de 39.9 por ciento y en tan solo un año subió a 44.2 por ciento. Incluso la Reserva Federal de Nueva York ha destacado los éxitos y la resiliencia de Puerto Rico.

El gobernador destacó que se han implementado programas de ayuda social y económica para familias y trabajadores con bajos ingresos para combatir la pobreza, como lo son el Crédito por Menor Dependiente (CTC, por su siglas en inglés) y el Crédito por Ingreso Devengado (EITC, por sus siglas en inglés).  

 “Nuestra administración ha desarrollado una estrategia integral para ayudar a todos los ciudadanos elegibles en la Isla a solicitar estos créditos”, comentó el gobernador al informar que mañana en el Centro de Convenciones se llevará a cabo un evento con el Departamento del Tesoro para capacitar a personal municipal, líderes comunitarios y de gobierno sobre este tema.

El sector turístico es uno de los que se han visto impactados por los fondos ARPA con la asignación de $120 millones. Esto para diversos proyectos enfocados en promover el turismo en Puerto Rico, atraer conferencias y eventos importantes. Todo esto a la vez que se fomenta  la creación de empleo mediante nuevas inversiones y  se asignan fondos para la revitalización de atracciones turísticas y recursos naturales.

El año pasado las estadísticas a nivel de turismo en la Isla reflejaron un aumento de 16 por ciento en ingresos fiscales y otro de 35 por ciento en ingresos por alojamiento. “Continuaremos invirtiendo en el turismo para que el crecimiento se multiplique”, señaló el gobernador quien asignó $10 millones para atender directamente la emergencia ecológica de pérdida de corales duros.

Como cuestión de hecho, el mes pasado el gobernador presentó el desglose de $33.7 millones de fondos ARPA para fomentar diversos programas de instituciones culturales, así como para restaurar y mantener edificios históricos. También ese dinero servirá para actividades programáticas y subvenciones competitivas, digitalizar documentos, conservar artefactos históricos y fomentar la economía naranja.

En torno a los municipios, y al reconocer que uno de los objetivos principales de la ley ARPA es garantizar que los fondos lleguen directamente a los ciudadanos necesitados la administración Pierluisi asignó $152 millones al Fondo de Mejoras Municipales.

“Estamos comprometidos a que estos fondos nos ayuden a proveer servicios esenciales a nuestro pueblo y a impulsar el desarrollo económico sostenible que garantizará un futuro de progreso para Puerto Rico”.