Gobernadora continuará esfuerzos para lograr paridad de fondos Medicaid para la isla

974

La gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez Garced, pidió este jueves equidad para la isla en los fondos que recibe respeto a Estados Unidos continental para Medicaid, el seguro de salud del Gobierno de EE.UU. para personas de bajos ingresos.

Vázquez acudió a la Convención Anual de la Asociación de Hospitales de Puerto Rico en San Juan, donde se comprometió a continuar luchando para garantizar los fondos necesarios para poder proveer servicios médicos a la población de la isla.

Las palabras de Vázquez responden a que en los estados de EE.UU. no existe límite en la cantidad de fondos que el Gobierno federal provee para los beneficiarios de Medicaid, pero sí hay un tope en la cantidad de estos fondos asignados a los territorios, entre los que se incluye la isla caribeña.

Según datos del Gobierno de Puerto Rico, en Estados Unidos continental los beneficiarios de Medicaid son solo poco más del 21 % de la población, muy por debajo del 47 % de la isla.

Para el 2017, el programa de Medicaid gastó un promedio de 1.866 dólares por año por inscrito en los territorios (incluido Puerto Rico), en contraste con el promedio de Estados Unidos continental de 7.654 dólares por año por afiliado.

“Queremos asegurar a Puerto Rico los fondos adecuados de Medicaid con el porcentaje correcto”, subrayó la gobernadora, tras asegurar que el problema que sufre la isla es de equidad con respecto a EE.UU. continental.

“No hay razón para que nos traten de manera diferente”, subrayó la gobernadora, después de destacar que en el objetivo de un mismo tratamiento trabajará junto a la Asociación de Hospitales de Puerto Rico.

“En la salud la igualdad debe ser la norma”, dijo, además de recordar que se habló sobre este tema con la entidad federal de control al Ejecutivo de San Juan, la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), y que están satisfechos de los resultados.

Recordó que la Ley Promesa -aprobada por el Congreso en Washington para abordar el asunto de la deuda- da prioridad a la prestación de servicios de salud y que ese sector “no es negociable bajo ninguna circunstancia”.

“La Junta garantiza los fondos necesarios para ofrecer servicios médicos a la gente”, sostuvo, tras recalcar el compromiso de esa entidad para ofrecer servicios médicos a la ciudadanía.

“Continuaremos luchando para lograr la paridad de fondos que nos merecemos como ciudadanos americanos, para lo que cuento con ustedes”, indicó.

La gobernadora también se refirió a la corrupción para señalar que su Administración no permitirá esa lacra, como demuestra el que todavía estando en el Departamento de Justicia consiguiera implantar un certificado de control de fraude al Medicaid para la isla que fue ratificado por el Gobierno federal.

“Las personas corruptas deben estar fuera del Gobierno”, dijo, tras recordar que en su última visita a Washington quedó negativamente impactada por la percepción de los congresistas sobre el grado de corrupción instalado en Puerto Rico.

“No pensé que esa imagen había impactado tanto en el Gobierno federal”, sostuvo.

Aclaró que los congresistas, no obstante, la recibieron positivamente al conocer su trayectoria en el Departamento de Justicia.

“Cuando se reciben 8.200 millones de dólares para recuperación siempre hay alguien que trata de coger ventaja”, destacó, para concluir diciendo que luchará para que el dinero de los fondos federales lo reciba la gente que lo necesita realmente.