Gobierno de Puerto Rico establece medidas contra Rusia

503

En apoyo a la determinación del presidente de Estados Unidos, Joe Biden y de varias jurisdicciones de imponerle sanciones severas al gobierno ruso, así como a corporaciones e individuos vinculados a este, el gobernador de Puerto Rico, Pedro R. Pierluisi, firmó hoy la Orden Ejecutiva 2022-018 para prohibirle a las agencias realizar contratos, inversiones y compras a entidades rusas colaboradoras.

Asimismo, y en la medida que sea practicable, sin incumplir con normas federales, las agencias deberán cancelar todo contrato, inversión o compra en proceso con una entidad rusa colaboradora y deberán optar por contratistas y suplidores distintos. Quedan excluidos las compras de alimentos, combustibles fósiles, productos derivados del petróleo y cualquier otra fuente de energía.

“Históricamente, el pueblo de Puerto Rico se ha caracterizado por su solidaridad y compasión. Somos un pueblo que abraza la paz y los principios democráticos que sostienen nuestra sociedad y es precisamente por esto que nos solidarizamos con el pueblo ucraniano en este tiempo difícil y repudiamos la violencia injustificada —y sin provocación— ejercida por el gobierno ruso”, señaló el gobernador.

Por otra parte, y en virtud del Código de Rentas Internas de Puerto Rico, se le ordena al Departamento de Hacienda a prohibir la venta de bebidas alcohólicas de origen ruso. Esta prohibición, que se mantendrá en vigor mientras se encuentren vigentes las sanciones económicas impuestas por el gobierno de Estados Unidos a la Federación de Rusia, se aplicará de forma prospectiva y por lo tanto, no aplicará a productos ya adquiridos.

El pasado 21 de febrero, el presidente Biden emitió la Orden Ejecutiva 14065, mediante la cual prohibió inversiones, importaciones, exportaciones, reexportaciones, ventas, suplido, aprobación, financiamiento, facilitación, garantías, entre otros que beneficien directa o indirectamente los esfuerzos de Rusia dirigidos a menoscabar la soberanía de Ucrania.

Estados como Pennsylvania, Utah y New Hampshire, entre otros, también han demostrado rechazo a las acciones bélicas por parte de Rusia emitiendo órdenes ejecutivas en las cuales toman medidas que incluyen la prohibición de venta de productos de origen ruso incluyendo bebidas alcohólicas.

Esta Orden Ejecutiva entrará en vigor inmediatamente.